Sonrisas forzadas, tímidos aplausos y sin cruce de miradas

Mercedes Fernández y Teresa Mallada, en la presentación de los candidatos del PP para las elecciones del 26 de mayo en Asturias y Oviedo. / Mario Rojas

La presentación de la candidata al Principado dejó a la luz de los asistentes la ausencia de sintonía de Mercedes Fernández con Teresa Mallada | La expresidenta de Hunosa no dedicó ni una palabra a la líder del PP asturiano durante su discurso

DANIEL FERNÁNDEZ y ANDRÉS SUÁREZOviedo

Pablo Casado lo intentó por todos los medios, pero no lo consiguió. La presentación de Teresa Mallada como candidata al Principado dejó a la luz de todos los asistentes al acto lo que era un secreto a voces: la ausencia de sintonía entre la presidenta del partido, Mercedes Fernández, y la expresidenta de Hunosa.

La tensión se palpaba en el ambiente desde el inicio. Mercedes Fernández llegó al hotel de la Reconquista en compañía de Pablo Casado, a quien fue a recibir al aeropuerto de Asturias. A la puerta del hotel les esperaban Teresa Mallada y el candidato de Oviedo, Alfredo Canteli, acompañados de dirigentes regionales y locales del PP. El presidente del PP fue a saludar a ambos, mientras Mercedes Fernández permanecía en un segundo plano, a cierta distancia.

Pablo Casado era consciente de que la situación estaba resultando incómoda. Y eso que ni siquiera había empezado el acto. Por ello intentó por todos los medios un acercamiento entre Fernández y Mallada, lo que no logró. Cuando trataba de introducir algún tema de conversación, Mercedes Fernández lanzaba alguna sonrisa tímida, forzada. Ni siquiera hubo un cruce de miradas entre ambas. Tampoco en el escenario donde tuvieron lugar las intervenciones.

Mercedes Fernández se sentó en primera fila. A su derecha, Luis Venta Cueli, secretario general del PP de Asturias. A su izquierda, primero Pablo Casado y, cuando este subió al atril para su intervención, ocupó la silla Teresa Mallada. Como en todo el acto, ni un cruce de miradas.

A diferencia de Pablo Casado, que dedicó sus primeras palabras para agradecer el trabajo realizado por Mercedes Fernández, que mantiene la presidencia del partido, «en momentos muy duros», en clara alusión a la persona que designaron Mariano Rajoy y María Dolores de Cospedal para reconstruir en 2012 un partido roto por la irrupción de Foro, Teresa Mallada no dedicó ninguna a la presidenta del partido. Su discurso´concluyó con una sonora ovación de los asistentes puestos en pie, mientras Mercedes Fernández le dedicaba un tímido aplauso -apenas un choque de palmas- y solo se levantó del asiento cuando la práctica totalidad de los asistentets ya estaban en pie.

Estos gestos no pasaron desapercibidos para los asistentes al acto, que congregó a buena parte de dirigentes regionales y locales del partido. Además de los once diputados regionales y de la dirección autonómica del partido, acudieron al acto celebrado en el hotel de La Reconquista la diputada nacional Susana López Ares y el senador Ovidio Sánchez. También el presidente del PP de Oviedo, Agustín Iglesias Caunedo, que llegó acompañado de una veintena de cargos locales, fue de los primeros en acudir al acto, así como el presidente del PP de Gijón, Mariano Marín, y el portavoz municipal, Pablo González, entre otros dirigentes gijoneses. Acudieron a La Reconquista también históricos dirigentes, como el expresidente del partido Isidro Fernández Rozada; el expresidente de la Junta General Antonio Landeta; el exdiputado regional y exdelegado de Educación, Emilio Rodríguez; los exalcaldes de Llanera, Avelino Sánchez, y Grado, Antonio Rey, entre otros cargos municipales.

Noticias relacionadas