Pablo Casado: «La reconquista del PP ha empezado en Andalucía y acabará en Asturias»

Teresa Mallada, Pablo Casado y Alfredo Canteli durante la presentación de los candidatos del PP en Asturias y Oviedo para las elecciones del 26 de mayo. / Álex Piña

«Impulsaremos acuerdos con todos los partidos con los que compartimos ideas y objetivos», afirma el presidente del PP tras presentar a los candidatos del Principado y Oviedo | Mallada se compromete a «trabajar muy duro para conseguir que Asturias sea una referencia en España»

DANIEL FERNÁNDEZ y ANDRÉS SUÁREZOviedo

Andalucía ha supuesto un antes y un después para el Partido Popular. Pese a su descenso en votos, el pacto con Ciudadanos y Vox le permitirá gobernar por primera vez en 36 años en esa comunidad, donde el PSOE ha mantenido el monopolio electoral en esos años. Y eso, el modelo pactista andaluz, es lo que quiere Pablo Casado para el resto de España. Y así lo ha dicho de forma clara, sin cortapisas, en Oviedo, en el acto de presentación de Teresa Mallada y Alfredo Canteli como candidatos del PP a la Presidencia de Asturias y a la Alcaldía de Oviedo, respectivamente. «En Andalucía empezamos la reconquista y en Asturias la acabaremos«, dijo el presidente nacional de los populares durante su intervención.

Fue el de esta mañana la puesta de largo de Teresa Mallada y Alfredo Canteli como candidatos. Y con el líder del partido como padrino, quien dedicó sus primeras palabras a lanzar un mensaje de agradecimiento y cariño a la presidenta del PP asturiano, Mercedes Fernández, relevada en esta ocasión por la dirección nacional del primer puesto de las listas autonómica. «Gracias 'Cherines', estoy muy agradecido por el trabajo realizado en momentos muy complicados anteponiendo los intereses del partido y de tus paisanos a los personales», dijo Casado, quien terminó con una frase que dejó cierta incertidumbre sobre el futuro de la presidenta regional: «Y espero que sigas haciéndolo». Mientras, sentada en primera fila, al lado de Teresa Mallada -se les vio muy distantes-, Mercedes Fernández lanzaba tímidas sonrisas aceptando los agradecimientos.

Es un secreto a a voces que la designación de Teresa Mallada como candidata al Principado no ha tenido una buena acogida en la dirección regional. Al menos en el entorno más próximo a Mercedes Fernández. Y es por ello por lo que Pablo Casado quiso poner en valor los motivos por los que ha apostado por la expresidenta de Hunosa para encabezar el nuevo proyecto electoral de los populares. «Hablar de Teresa es hablar de Asturias», dio el presidente nacional del PP, quien recordó el día que conoció a la candidata «vestida de faena para bajar a la mina».

De la expresidenta de la hullera pública también destacó su desempeño en el partido en el concejo de Aller, de donde es natural, y considera que reúne todos las cualidades necesarias «para dar respuesta a los problemas de Asturias: crear empleo, frenar el éxodo de jóvenes asturianos, dar respuesta a las necesidades del sector primario y defender e impulsar la industria asturiana. Con el PSOE, de las fábricas de esta región ya no sale vapor». Para evitar que Asturias «quede en manos de Podemos, necesitamos políticos que pongan al dia las infraestructuras del progreso». Son estas las características que considera Pablo Casado que reúne Teresa Mallada para impulsar el cambio de rumbo de un región «a la que el PSOE siempre maltrata».

Pero para lograr ese cambio, y sin decirlo expresamente, Pablo Casado asume lo que es obvio: la necesidad de alcanzar acuerdos con otras fuerzas políticas. Y es en este punto donde el presidente del Partido Popular donde dijo que su formación impulsará en todas las comunidades y ayuntamientos pactos como el que permitirá al popular Juan Manuel Moreno gobernar en Andalucía. «La reconquista del PP ha empezado en Andalucía y acabará en Asturias», dijo el líder nacional de esta formación. «Somos el PP los que estamos cosiendo, pactando desde el centro. Somos los que hemos dicho a otras fuerzas ¡sentémonos ya, por el bien de Andalucía!», destacó. Y en Asturias, añadió, no será menos. «Llegaremos a acuerdos con todos los partidos con los que compartimos ideas y objetivos», dijo Casado, quien en ningún momento se refirio a una posible coalición con Foro, aunque sí recalcó la voluntad de diálogo «con todos» los que se encuentran geográficamente ubicados en el mismo hemisferio político que el PP.

Es por ello por lo que pidió a los asturianos el «voto necesario y urgente» porque la alternativa en Asturias es el «nuevo Frente Popular, con el comunismo y socialismo más rancio y con los podemitas».

Antes de Pablo Casado intervino Teresa Mallada. Eran sus primeras palabras en un acto del partido tras ser proclamada candidata. La expresidenta de Hunosa afirmó que asume el reto y agradeció a Casado la cofianza que en ella ha despositado para representar en las elecciones autonómicas al partido «al que llevo afiliada desde los 20 años». La cabeza de lista popular se comprometió a «trabajar muy duro para conseguir el obetivo de conseguir de nuevo que Asturias sea una referencia en España» y finalizó su intervención diciendo que «a Asturias se lo debo todo: mi familia, mi trabajo, mis inquietudes políticas... Estoy obligada a devolver todo lo que esta tierra me ha dado», dijo, entre la ovación de los asistentes y tímidos aplausos de Mercedes Fernández.

Arriba, los candidatos junto a Pablo Casado y miembros de la directiva regional del PP. A la izquierda, Fernández y Mallada y a la derecha, la candidata del PP a la Presidencia de Asturias. / Álex Piña

Noticias relacionadas

 

Fotos

Vídeos