Urdangarin vio el Mundial y pasó las primeras horas tranquilo

El centro penitenciario en el que se encuentra Urdangarin./Óscar Chamorro
El centro penitenciario en el que se encuentra Urdangarin. / Óscar Chamorro

El cuñado del Rey Felipe VI se mostró «correctísimo» desde que llegó a esta prisión situada a menos de diez kilómetros de Ávila, según fuentes de la prisión

EFEÁvila

Iñaki Urdangarin ha cumplido su primer día en el Centro Penitenciario de Brieva (Ávila) tranquilo y, después de cumplir con los trámites del ingreso a primera hora del lunes, vio el Mundial de Fútbol en la televisión del módulo de hombres.

El cuñado del Rey Felipe VI se mostró «correctísimo» desde que llegó a esta prisión situada a menos de diez kilómetros de Ávila, minutos antes de las 8.00 de la mañana, coincidiendo con el cambio de turno de los funcionarios, según han confirmado fuentes de esta prisión abulense. Según fuentes penitenciarias, Urdangarin ha pasado la noche con «absoluta normalidad y tranquilidad», no ha necesitado ir a la enfermería y da un trato «exquisito» a los funcionarios de la cárcel.

El marido de la infanta Cristina está «tranquilo» y «concienciado» de que es un recluso y que le toca cumplir la condena -de 5 años y 10 meses impuesta por el Tribunal Supremo por varios delitos de corrupción en el caso Nóos-, han añadido estas fuentes. Por su parte, fuentes de la prisión abulense han señalado que en la tarde de ayer estuvo viendo en la televisión de su módulo el Mundial de Fútbol en torno a las 20.30 horas, coincidiendo con el partido entre Túnez e Inglaterra, que culminó con el triunfo de los segundos por 1-2.

El día discurrió tranquilo y con normalidad, según ha explicado hoy a Efe el portavoz de prensa del sindicato CSIF, José Manuel Couso, quien ha señalado que el módulo en el que se encuentra el exduque de Palma cuenta con un funcionario de servicio, que en algún momento puede que tengan que ser dos. Con la llegada de Urdangarin, ha comentado Couso, se ha tenido que reorganizar el servicio ya que el módulo en el que se encuentra permanecía vacío desde que en 2005 lo abandonó el exdirector general de la Guardia Civil Luis Roldán.

La llegada del marido de la infanta Cristina ha obligado a que uno de los diez funcionarios que integran cada guardia haya tenido que dejar la tarea que realizaba en los módulos de mujeres, para cambiarse al de hombres, en el que se encuentra Iñaki Urdangarin. Esta situación, además de obligar a reorganizar el servicio diario, también repercute en cuestiones como los días libres o las vacaciones.

Por ello, CSIF ha anunciado una reunión con la dirección de esta cárcel para reclamar soluciones rápidas encaminadas a incrementar la plantilla y «poder prestar la atención que requiere un preso de estas características».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos