El jurado ensalza la lucha contra la crisis climática de ambas científicas

EFE

El jurado del Premio Princesa de Asturias de Investigación Científica y Técnica 2019, que este miércoles ha distinguido a la estadounidense Joanne Chory y a la argentina Sandra Myrna Díaz, ha alabado la aportación de ambas biólogas en la lucha contra la crisis climática.

El acta, que ha sido leída por el presidente del jurado, el investigador Pedro Miguel Echenique, ensalza sus «contribuciones pioneras» al conocimiento de la biología de las plantas, que son «trascendentales para la lucha contra el cambio climático y la defensa de la diversidad biológica».

Los trabajos de Joanne Chory sobre las respuestas moleculares y genéticas de las plantas a las variaciones ambientales, en particular luz y temperatura, ayudan «a comprender y mejorar la adaptación de los sistemas naturales al calentamiento global», según el jurado.

El acta añade que, de forma complementaria e independiente, las investigaciones de Sandra Myrna Díaz permiten «cuantificar la importancia de la conservación de la biodiversidad funcional para garantizar los beneficios que los ecosistemas prestan a la Humanidad».

Joanne Chory y Sandra Myrna Díaz toman el relevo en este premio al biólogo sueco Svante Pääbo, un especialista en genética evolutiva que ha centrado su trabajo en el estudio del genoma completo del hombre del Neandertal y las primeras poblaciones de la prehistoria.

También han obtenido este galardón, entre otros, las bioquímicas Emmanuelle Charpentier y Jennifer Doudna; los químicos Avelino Corma, Mark E. Davis y Galen D. Stucky; los físicos Peter Higgs y François Englert y la Organización Europea para la Investigación Nuclear; los neurólogos Joseph Altman, Arturo Álvarez-Buylla y Giacomo Rizzolatti, o los pioneros de Internet Lawrence Roberts, Robert Kahn, Vinton Cerf y Tim Berners-Lee.

El de Investigación Científica y Técnica, al que optaban cuarenta y seis candidaturas de veintitrés nacionalidades, ha sido el séptimo de los ocho premios que convoca anualmente la Fundación Princesa de Asturias en fallarse.

La semana pasada se falló el de Ciencias Sociales, que recayó en el sociólogo y demógrafo estadounidense de origen cubano Alejandro Portes, experto en migraciones.

Anteriormente se han concedido el de las Artes, al dramaturgo Peter Brook; Comunicación y Humanidades, al Museo del Prado; Cooperación Internacional, al educador Salman Khan y su Khan Academy; Deportes, a la esquiadora Lindsey Vonn, y Letras, a la novelista, ensayista, poetisa y estudiosa feminista estadounidense Siri Hustvedt.

Tan sólo queda por fallarse en Premio Princesa de Asturias de la Concordia, cuyo ganador se dará a conocer el próximo jueves, 13 de junio.

Cada uno de los ocho galardones, que serán entregados por los reyes de España el próximo mes de octubre en una ceremonia en el Teatro Campoamor de Oviedo, está dotado con una escultura diseñada por Joan Miró -símbolo representativo del galardón-, un diploma acreditativo, una insignia y la cantidad en metálico de 50.000 euros.