Real Oviedo | Vallina: «Estamos esperando una disculpa a nuestros aficionados»

Menéndez Vallina, Manuel Paredes, Fernando Corral y César Martín, tras entregar la insignia al expresidente Manuel Lafuente. / M. ROJAS
Menéndez Vallina, Manuel Paredes, Fernando Corral y César Martín, tras entregar la insignia al expresidente Manuel Lafuente. / M. ROJAS

El presidente del club carbayón aseguró que no hubo avances en la asamblea de la LFP, en la que coincidió con su homólogo sportinguista

I. ÁLVAREZ OVIEDO.

Agradecido a los abonados más veteranos, a los que instó a «seguir ahí», convencido de que el Oviedo «no les va a defraudar», Menéndez Vallina abordó otros aspectos relacionados con la actualidad azul, como las tiranteces con la Liga de Fútbol Profesional (LFP) por el trato brindado en los estadios a los aficionados azules. El presidente del club carbayón aseguró que no hubo avances en la asamblea de la LFP, en la que coincidió con su homólogo sportinguista, y afirmó que están «esperando una disculpa a nuestros aficionados».

Más Real Oviedo

«Nosotros nos equivocamos el otro día con la afición de Las Palmas, hubo un problema con los bares y rápidamente pedimos disculpas. Pensamos que así es como hay que actuar», expuso el máximo mandatario de la entidad oviedista, que agregó que «son errores que no hay que cometer», pero en caso de hacerlo considera que lo mínimo es pedir perdón. En ese sentido, Vallina indicó que ratificó ante su homólogo en la LFP, Javier Tebas, el «plante de doce minutos» llevado a cabo en el encuentro ante el Deportivo para refrendar que están con sus seguidores y mostró su agradecimiento a la afición por el respaldo a la protesta pacífica.

«Esperamos que esto haga reflexionar a quien tiene que hacer reflexionar», aseveró Vallina, que valoró el cambio efectuado en la secretaría técnica y aseguró que en el seno del club están «encantados» con la llegada de Michu. «Es una persona de la casa, un tipo especial, buena gente y seguramente lo va a hacer bien», argumentó el presidente, consciente de que el equipo ahora debe «sumar de tres en tres». «Que nadie se rinda, porque ya estamos viendo los resultados cómo se dan. No hay que bajar los brazos, hay que pelear. Estoy seguro de que nuestros jugadores y nuestro cuerpo técnico lo van a intentar sin ningún tipo de duda. Hasta el último partido, mientras haya opciones matemáticas, vamos a estar ahí», apostilló.