España, en vilo por Julen

Llegada de maquinaria pesada que se incorpora a los trabajos de rescate de Julen. / EFE

Los especialistas creen que se necesitan varios días para llegar hasta donde está el niño

IGNACIO LILLO , ALVARO FRÍAS y JUAN CANOMálaga

El rescate de Julen, atrapado en el interior de un pozo desde el pasado domingo en la Sierra de Totalán, mantiene en vilo al país. Fiel reflejo de ello es la angustia de aquellos a los que les cuesta conciliar el sueño mientras esperan la noticia del milagro o de los que la comparten con sus vecinos en interminables charlas en busca de aliento. Mientras pasan lentas las horas, las redes sociales se han convertido en el altavoz de todas estas personas, que muestran su solidaridad con la familia y su deseo de que el pequeño sea hallado con vida.

Tienen puesta su mirada sobre el dispositivo de rescate, que está suponiendo un verdadero reto para los especialistas y efectivos de emergencias que integran el equipo que se ha formado para llegar hasta Julen. Con cada paso que dan, el monte les pone a prueba con un nuevo desafío. Son obstáculos que hacen que las previsiones de dar con el menor no sean inferiores a dos días.

La inestabilidad del terreno, unida a su dureza por la piedra de pizarra que compone la sierra, son una dificultad añadida a la que se enfrentan los efectivos, que trabajan sin descanso para buscar una solución, subidos en sus máquinas moviendo tierra o buceando entre planos.

Por ello, los especialistas contemplan diversas opciones para llegar al pequeño. La que cobra más relevancia, tal y como adelantó SUR, es la excavación de un túnel vertical en paralelo al pozo en el que está el menor. Esta labor es en la que se está centrando el dispositivo, según ayer el delegado en Málaga del Colegio de Ingenieros de Caminos, Ángel García Vidal, que forma parte del comité de técnicos expertos que está asesorando a los responsables del dispositivo.

Las buenas expectativas en cuanto al túnel vertical habían provocado que durante la mañana de ayer se barajase la posibilidad de cavar dos galerías de este tipo de forma simultánea. Sin embargo, García Vidal informó por la tarde de que, finalmente, solo se comenzará la excavación de una de ellas para ahorrar tiempo.

Perforar los dos túneles a la vez supondría un gasto de tiempo, ya que habría que trabajar más horas para ejecutar una plataforma mayor en la que poder acometer los trabajos de forma simultánea. Por ello, se ha optado en principio por hacerla más pequeña y empezar uno de los túneles, teniendo en cuenta que en cualquier momento se podría agrandar el espacio para una perforación conjunta.

Respecto a estos trabajos, García Vidal dijo que durante las últimas horas no ha dejado de trabajarse en la elaboración de la plataforma para poder acometer la galería vertical. Así, los operarios están realizando lo que se conoce como un desmonte –es decir retirar tierra de la montaña mediante maquinaria pesada– de unos 30 metros de profundidad.

Plataforma para el túnel

Se rebajará de esta forma la cota en la que se ubicará la plataforma, algo que previsiblemente se logrará esta misma mañana. Allí estará la boca del túnel vertical, que será de unos 50 metros de profundidad, para superar así el tapón de tierra que hay a 71 metros y que obstruye el pozo en el que se encuentra Julen.

Tras la obstrucción, los especialistas desconocen lo que hay: «No sabemos el tamaño del tapón, ni si es intermedio o llega hasta la cota máxima de ejecución de ese pozo, que es de 110 metros de profundidad. También puede existir un hueco con aire, y es con esta última idea con la que trabajamos». El representante de los ingenieros de caminos malagueños señaló que, si todo transcurre sin contratiempos, el túnel vertical podría estar excavado entre 12 y 16 horas.

Pero el tiempo de duración del rescate sigue siendo una incógnita. De hecho, la inestabilidad del terreno ya ha provocado que se tenga que cambiar varias veces la hoja de ruta del rescate. Aun así, el ingeniero de caminos aseveró que hoy se estudiará si el método de succionar la tierra del pozo vuelve a utilizarse de forma complementaria a la perforación vertical.

Y es que por falta de medios no va a ser: «Tenemos las mejores máquinas trabajando en la zona», insistió García Vidal. El delegado en Málaga del Colegio de Ingenieros de Minas, Juan López Escobar, que también participa en el dispositivo, se mostró de acuerdo con su compañero y afirmó que hay más material del que necesitan los efectivos de rescate: «Solo se llevan por si hay algún cambio y de repente hacen falta algo».

La previsión de lluvias podría complicar los trabajos

La lluvia podría complicar con una alta probabilidad las labores de rescate si, como todo parece indicar, estas se extenderán hasta bien entrado el próximo fin de semana. Y es que Aemet prevé aguaceros, en principio flojos aunque no se descarta que puedan ser de mayor intensidad en momentos y sitios puntuales, en toda la provincia.

Jesús Riesco, jefe de Predicción del Centro Meteorológico de Málaga, advierte de que hay muchas posibilidades de que el tiempo cambie en la provincia, con la llegada prevista de un frente, que dejará precipitaciones, más probables entre el sábado y el domingo. «Puede haber alguna precipitación débil durante la mañana del sábado, pero serán más seguras y de carácter localmente moderado sobre todo a últimas horas del sábado y primera parte del domingo». Aunque serán generalizadas en la provincia, consultado por el caso concreto de Totalán, el modelo de predicción indica aguaceros en la zona de la Axarquía más próxima a la capital ya durante la madrugada del sábado. Luego se producirá un impás, sin apenas agua, en las horas centrales del día, y a última hora del sábado volverán y se extenderán durante la madrugada y primeras horas de la mañana del domingo. A partir del mediodía de esa jornada remitirán. «No serán lluvias importantes pero sí es muy probable que se produzcan».

Más información

 

Fotos

Vídeos