Isma Cerro: «Baraja me dijo que fuera yo mismo»

Isma Cerro: «Baraja me dijo que fuera yo mismo»

El extremo debutó en la Liga en un partido en el que considera «merecimos algo más que el empate»

A. MAESE GIJÓN.

Isma Cerro fue una de las novedades en la alineación de Rubén Baraja para intentar doblegar al Málaga. La otra cara nueva del once fue la de Javi Noblejas en el lateral zurdo. Ambos jugadores se entendieron a la perfección y cuajaron una aceptable actuación ante el segundo clasificado.

El extremo debutó en la Liga y en El Molinón con el primer equipo. Isma Cerro afirmó que no supo que iba a ser titular hasta unas horas antes del encuentro. «Suele ser habitual que el entrenador no nos diga nada hasta el mismo día del partido», explicó el rojiblanco, que hizo públicas algunas de las palabras que le dedicó Rubén Baraja: «Me dijo que fuera yo mismo y que tuviera confianza».

Parece que Cerro le hizo caso porque en El Molinón se vio a un futbolista con descaro, que no se arrugó en ningún momento y que jugó con libertad de movimientos. «También me dijo que me atreviera, que hiciera jugar al equipo y que hiciera daño por la banda», continuó el extremeño.

Tímido antes los micrófonos y las cámaras, el atacante ofreció su punto de vista sobre lo vivido ante el Málaga. «Merecimos algo más que el empate», comentó sobre el empate, injusto por su parte, cosechado ante los andaluces.

El jugador del Sporting destacó la reacción del equipo de la que dijo que fue «tremenda» para añadir que «espero que esto sea un punto de inflexión para revertir la situación».

Pese a que el Sporting no consiguió la victoria, lo cierto es que todos los futbolistas abandonaron el estadio con cierto optimismo por la imagen ofrecida en un encuentro que no fue sencillo de jugar. La tensión acumulada en los últimos días sumada a las protestas de la grada fueron dos ingredientes que no ayudaron a los hombres de Rubén Baraja. Aun así, el debutante en la categoría dejó su sello en el campo. «Estoy contento, pero hay que seguir trabajando. Hay que aprovechar cada oportunidad y creo que trabajando así llegaremos a buen puerto», afirmó sobre su primer encuentro en Segunda División.

Antes de dirigirse hacia su vehículo, Isma Cerró insistió en que lo mejor del Sporting fue «la actitud que demostramos desde el primer minuto. Fuimos capaces de reaccionar a dos goles del Málaga y conseguimos empatar en el último suspiro». Ahora al extremo le toca ganarse la continuidad en el once.