La Universidad apoya la idea de Fade y pide un plan de Formación Dual adaptado a la industria

La Universidad apoya la idea de Fade y pide un plan de Formación Dual adaptado a la industria
El rector de la Universidad de Oviedo, Santiago García Granda. / EFE

El rector plantea que la propuesta se incluya en la concertación e identifique las empresas dispuestas a participar y las titulaciones que más demandan

SUSANA BAQUEDANO GIJÓN.

El nuevo presidente de la Federación Asturiana de Empresarios (Fade) ha lanzado el guante y la Universidad de Oviedo lo ha recogido a la primera, sin titubeos. Ya en la campaña previa a las elecciones de la patronal, celebradas el pasado 30 de enero, Belarmino Feito venía defendiendo con firmeza la formación dual, tanto con cursos de FP como universitarios. El pasado martes, en la conferencia que organizó el Fórum EL COMERCIO, en colaboración con SabadellHerrero, el líder de los empresarios apeló de nuevo al diseño y puesta en marcha de un modelo de formación dual que ayude a resolver la falta de mano de obra cualificada, un problema que, según advirtió, se percibirá ya en Asturias «en los próximos meses». Ayer, el rector de la Universidad de Oviedo, Santiago García Granda, tenía respuesta para la propuesta de la patronal y devolvía a su vez el guante con otro mensaje: «Es indispensable que se inicie un plan piloto en Asturias en el que se identifiquen tanto las titulaciones más demandadas por el tejido industrial como las empresas asturianas que quieran participar en un programa experimental que incluya actividad en la Universidad de Oviedo y un contrato en la empresa».

Esta iniciativa necesitaría, agrega el rector, «el acuerdo de la Administración y los agentes sociales del Principado». Y considera «importante» que esta línea de actuación estuviese contemplada en el Acuerdo para la Competitividad Económica y la Sostenibilidad Social, la denominada concertación, «que se encuentra en vigor fruto del consenso entre Fade, CC OO, UGT y el Gobierno autonómico, del mismo modo que lo está la formación profesional dual». Desde el Principado no se pronunciaron ayer sobre la formación dual universitaria, pero sí recordaron que la FP dual es una de las apuestas de las consejerías de Educación y Trabajo.

Por su parte, Juan Carlos Campo, director de la Escuela Politécnica de Ingeniería de Gijón (EPI), opina que «merece mucho la pena explorar» este modelo que «tan buenos resultados» está dando en el País Vasco, y considera positivo que Fade se haya mostrado a favor de su impulso, porque su posible implantación requiere «un fuerte compromiso» tanto de las empresas como del Gobierno del Principado. Campo reflexiona acerca de la necesidad de «diversificar la oferta» y abrir el abanico de la formación universitaria, que en Asturias es «equiparable» a la de los países europeos más avanzados y con unos másteres que «funcionan muy bien» y facilitan que los alumnos efectúen prácticas en las empresas, «en línea con la formación dual». Como ejemplo de ello, el máster en ingeniería industrial de la EPI incluye que los jóvenes realicen prácticas remuneradas en compañías durante todo el segundo semestre, realizando el fin de máster a propuesta de la empresa.

Una agencia y «consenso»

Toda esa oferta podría enriquecerse con un marco regulatorio que permitiera implantar también la formación dual universitaria en Asturias, que podría comenzar con una o dos «titulaciones piloto», según Campo. «En el País Vasco, el hecho de que exista la Agencia de Calidad del Sistema Universitario (Unibasq) y que haya habido un amplio consenso facilita que vayan por delante en formación dual. Aún así, siguen existiendo lagunas que deben resolverse en el ámbito estatal, como el modelo de contrato dentro de este sistema», agrega.

Desde la Dirección de Trabajo, que ocupa Antonio González, como desde la de Enseñanzas Profesionales y Aprendizaje, que dirige Manuel Capellán, se centraron en la FP dual (no universitaria) e hicieron alusión al plan experimental que prevén poner en marcha el próximo curso con 120 plazas. Consistirá en ampliar la formación de dos a tres años, de tal manera que los alumnos cursarán el primero de forma íntegra en el centro y, después, en el segundo y el tercero alternarán su estancia en este y en la empresa.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos