López y Lastra descartan que la Ronda Norte termine en la rotonda de Luis Oliver

Rotonda de Luis Oliver. Originalmente, la ronda norte partía de esta intersección. / MARIO ROJAS
Rotonda de Luis Oliver. Originalmente, la ronda norte partía de esta intersección. / MARIO ROJAS

La propuesta que recibirá Fomento pasa por conectar la AS-II con los barrios del noroeste desde el túnel de Pando

JUAN CARLOS ABAD OVIEDO.

A la espera de que Ayuntamiento y Principado comiencen a trabajar con el Ministerio de Fomento para dar contenido a los 500.000 euros que Foro Asturias arañó a Mariano Rajoy para reactivar el proyecto de la Ronda Norte de Oviedo -a cambio de su apoyo a los presupuestos estatales- ayer, el alcalde, Wenceslao López y el consejero de Infraestructuras del Principado, Fernando Lastra, se descolgaron con una propuesta que trastoca lo hasta ahora diseñado. La futura Ronda Norte ya no morirá en la rotonda de Luis Oliver para enlazar con la autovía AS-II, sino que el pinchazo tiene visos de hacerse más adelante, a la altura del túnel de Pando.

«La Ronda Norte no debe acabar en Luis Oliver. Vamos a dar una solución distinta a la que habíamos planteado yendo hacia las inmediaciones del túnel de Pando», anunció Lastra a lo que apostilló que «la solución técnica empieza a tener mayor aceptación por parte del Ayuntamiento». López coincidió afirmando que lo que ahora tienen encima de la mesa es «un buen punto de partida para dar soluciones al Ministerio de Fomento».

La circunvalación lleva rondando para solucionar el tráfico este-oeste de Oviedo desde mediados de los noventa. De hecho, su propuesta de desarrollo está incluida en el PGO y tanto Foro como el ministro de Fomento apremiaron al alcalde en los últimos meses para que tomara una determinación. Íñigo de la Serna manifestó en septiembre que durante la redacción del proyecto «existirá un diálogo fluido con las administraciones, y entre ellas especialmente con el Ayuntamiento de Oviedo». Aquello motivó a que el alcalde moviera ficha y por otro lado, sirvió al partido de Álvarez-Cáscos para tratar de reactivarse en la ciudad de cara a las próximas elecciones en las que puede enarbolar la bandera de la circunvalación para recuperar puestos en la Corporación.

Lo hizo su presidenta, Cristina Coto, tres días después de aquellas declaraciones de De la Serna, destacando que su partido «recuperó para Oviedo la Ronda Norte». En octubre, sin embargo, el diputado de la formación casquista en las Cortes Generales, Isidro Martínez Oblanca, envió una carta al director general de Carreteras acusando al Gobierno Central de incumplir el acuerdo presupuestado aduciendo que en las cuentas estatales «se incluye expresamente una partida para ejecutar la licitación», no otros estudios que variarán el trazado original, del propio Cascos, de 1998, cuando era ministro de Fomento y que pretendía una autovía por la falda del Naranco entre la A-63 y la A-66. Algo que choca frontalmente con la política del gobierno en coalición de la ciudad y sus planes de conservación del monte y del Prerrománico.

Así las cosas, los socialistas Lastra y López mostraron ayer cintura y pasaron a la vanguardia proponiendo a Fomento algo con lo que trabajar. Descartando, a su vez, la construcción de un paso elevado sobre la rotonda de Luis Oliver, a modo de excalextric, que enlace el tráfico de la AS-II con el casco urbano. De igual manera, tampoco se tiene en cuenta como solución a los atascos de la entrada de Oviedo desde la autovía de la industria una propuesta más blanda, en la órbita de Somos, que veía con buenos ojos regular el tránsito con semáforos o la construcción de un ramal para no usar la glorieta.

«Nos preocupa la circunvalación norte de Oviedo porque hay núcleos afectados. Ciudad Naranco lleva décadas colapsado», afirmó López. «La ciudad ha ido creciendo y en esta zona, la ronda norte desembocaba en Luis Oliver, en lo que hoy es el centro de Oviedo. Eso ni es ronda ni es nada», sentenció el alcalde.

Más noticias

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos