Muere el poleso Vicente García Riestra, el último superviviente español de Buchenwald

Vicente García Riestra/
Vicente García Riestra

Ha fallecido esta mañana en el hospital francés donde se encontraba ingresado «rodeado de su familia y con plena lucidez hasta el último momento»

AZAHARA VILLACORTAGijón

Vicente García Riestra (Pola de Siero, 1925), el último superviviente español de Buchenwald, el preso 42.553 del campo de concentración alemán, un luchador hasta el final, ha fallecido esta mañana en el hospital francés donde se encontraba ingresado «rodeado de su familia y con plena lucidez hasta el último momento».

Nacido en Pola de Siero el 20 de enero de 1925 (aunque muy pronto su familia se trasladó a El Berrón y después a Noreña, por motivos laborales de su padre), Vicente era el séptimo de los diez hijos que tuvieron Gregorio García Lavilla y Áurea Riestra Morilla y su historia fue recogida en '42.553: Depués de Buchenwald', de Xuan Santori, obra que ganó el Premio Máximo Fuertes Acevedo del Gobierno de Asturias.

Noticias relacionadas

«El horror que he vivido yo no quiero que nadie lo vuelva a vivir». Esa fue la promesa que se hizo el día que liberaron el campo de concentración. La misma que mantuvo hasta sus últimos días, ofreciendo charlas en colegios y conferencias allá donde lo llamaban.

Memoria viva del terror nazi y «la desmemoria del Estado español, que nunca le otorgó la nacionalidad, nos queda el consuelo de que el pasado mes de junio recibió en Oviedo, Pola de Siero y Noreña los homenajes debidos», contaban esta mañana sus más cercanos.

Vicente García Riestra será enterrado la próxima semana, pero nos deja un legado enorme, en palabras de Xuan Santori. «El privilegio que tuvimos los que conocimos a Vicente no fue ser partícipes de su experiencia terrible y descubrir las deudas que España tenía con los luchadores republicanos. Vicente puso a Asturias delante de la historia. Nos hizo ver que ellos son nuestros modelos, que los asturianos nos reconocemos en sus valores de lucha por la justicia y la libertad».