El conductor del autobús «no sabe nada de lo que pasó ni las consecuencias de la colisión»

«El chófer no sabe nada de lo que pasó ni de las consecuencias del choque»
Una grúa retira el autobús accidentado el lunes. / JORGE PETEIRO

Su abogado asegura que «no hubo ningún fallo mecánico» y pide conocer si el pilar del puente cumplía con la normativa de seguridad

CECILIA PÉREZ OVIEDO.

Omar López, el conductor del autobús siniestrado el pasado lunes tras empotrarse contra uno de los pilares de las obras de los accesos al parque empresarial de Avilés, «no tiene consciencia inmediata». Es decir, aún desconoce que se encuentra hospitalizado, que le han amputado una pierna y que es el herido más grave de los quince que sobrevivieron a un siniestro en el que han perdido la vida cinco personas. Así lo confirmó a EL COMERCIO Víctor Tartiere, abogado del conductor por parte de la empresa ALSA, en la que López presta sus servicios desde hace siete años. «No sabe nada de lo que ha ocurrido», reiteró el letrado, que en todo momento defendió la «profesionalidad» de este trabajador. «Es un conductor extraordinario, muy serio y formal», enfatizó Tartiere.

El abogado visitó ayer a los familiares del conductor, que permanece ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Universitario Central de Asturias. «Tanto él como su familia cuentan con nuestro total apoyo», aseguró. Un respaldo necesario ya que la recuperación de Omar López será lenta, aunque en su entorno son optimistas dado que su «evolución es favorable». Ayer mismo los médicos «intentaron» retirarle «poco a poco» la sedación. «El problema es que tiene mucho dolor», explicó Víctor Tartiere. El objetivo de esta retirada paulatina de la sedación es poder operarle, la próxima semana, de la cadera.

«En principio entre el lunes y el martes podrá ser intervenido», expuso su letrado. A Omar López le han amputado una pierna y le han practicado una operación de estómago, señaló Tartiere. «Es un milagro que haya salido con vida del accidente», dijo. En ALSA mantienen la hipótesis de que el conductor pudo haber sufrido una pérdida del conocimiento y descartan cualquier fallo técnico. «Lo más probable es que sufriera un desvanecimiento porque por parte del autobús no hubo fallo mecánico», incidió el abogado del chófer, que además aseguró que el vehículo cumplía con todos los requisitos y tenía todas las revisiones en regla.

Las otras tres personas ingresadas en el HUCA, todas mujeres, mantienen su evolución favorable, según pudo saber este periódico. Ana de ellas, la mujer de 62 años, ya la han trasladado a planta.

El pilar del puente

Mientras tanto, la investigación para esclarecer las causas del siniestro, a cargo del destacamento de Tráfico de Gijón, continúa. Un informe del que también está pendiente la empresa. «Necesitamos ver la instrucción y los informes para saber si el pilar del puente cumplía con la normativa de seguridad en cuanto a protección», apuntó Víctor Tartiere.

Aunque, de momento, «todo es una hipótesis, si hubiese estado perfectamente protegido ese pilar igual se hubiesen podido minorar las consecuencias del choque», señaló Tartiere.

Con todo, habrá que esperar a que la investigación finalice, un proceso en el que será clave la declaración del conductor. También un informe de los médicos que pueda determinar si Omar López sufrió un desvanecimiento momentos previos al siniestro. Sí se ha descartado, con los datos de los que hasta ahora se dispone, que la velocidad haya podido ser la causa de este accidente. En ese sentido, ni siquiera había señales de una posible frenada en el lugar del siniestro.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos