Las investigaciones se centran en el entorno cercano de la víctima

Los hijos y la mujer de Ardines, junto a vecinos, amigos e investigadores, en la entrada del camino donde fue encontrado el cuerpo el jueves por la mañana. / FOTOS: J. LLACA / N. ACEBAL
Los hijos y la mujer de Ardines, junto a vecinos, amigos e investigadores, en la entrada del camino donde fue encontrado el cuerpo el jueves por la mañana. / FOTOS: J. LLACA / N. ACEBAL

L. RAMOS LLANES.

Obtener toda la información y las pistas posibles que conduzcan cuanto antes al esclarecimiento de un crimen que desde la mañana del jueves tiene conmocionada a toda la región. Este es el objetivo que persiguen los agentes de la Comandancia de Gijón de la Guardia Civil que se han hecho cargo del la investigación puesta en marcha para resolver el asesinato a golpes en la cabeza del concejal de IU en Llanes, Javier Ardines, y que durante las jornadas del jueves y ayer tomaron declaración a su entorno más cercano.

La mujer y los hijos del edil y pescador estuvieron dando su testimonio en el cuartel de la Guardia Civil de Llanes hasta bien entrada la madrugada de ayer. Los investigadores les preguntaron si habían notado algo sospechoso o raro últimamente y también se interesaron sobre posibles motivos que hubiesen conducido a esta brutal agresión. Del mismo modo, por las dependencias que la Benemérita tiene en la capital llanisca también pasaron durante las últimas horas los vecinos del concejal, cuyo cadáver fue encontrado en un camino de Belmonte de Pría que da acceso a varias viviendas, entre ellas la suya. Además, prestó declaración en la tarde de ayer el joven que desde hace años trabajaba con Ardines en la mar, a bordo de su embarcación, la 'Bramadoria'. Después de permanecer durante cerca de seis horas en el escenario del crimen, recopilando pruebas y realizando todo tipo de mediciones, los efectivos de la Policía Judicial, media docena, abandonaban la zona en torno a las dos de la tarde del jueves. Lo hacían llevándose consigo las tres vallas de obra amarillas que fueron encontradas a escasa distancia de la furgoneta que conducía el concejal y que, al parecer, fueron colocadas en medio del camino para obligarle a detener su marcha y apearse del vehículo, momento que el agresor o agresores aprovecharon para atacarle.

Los investigadores también se llevaron la furgoneta de Ardines y durante las últimas horas efectivos de la Brigada de Criminalística se afanan en analizarla, junto a las vallas, en busca de huellas.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos