El concejal de IU en Llanes Javier Ardines murió por asfixia

Javier Ardines. /JUAN GARCÍA LLACA
Javier Ardines. / JUAN GARCÍA LLACA

Los golpes que recibió el edil le dejaron aturdido, si bien la causa del fallecimiento fue por sofocación

Olaya Suárez
OLAYA SUÁREZGijón

Javier Ardines murió asfixiado. El concejal recibió varios golpes en la cabeza cuando fue atacado a la salida de su casa en Pría, en Llanes. Sin embargo, la causa última del fallecimiento fue por sofocación. Según el informe de la autopsia, cuyo resultado fue revelado hoy en el programa Espejo Público, al edil lo asfixiaron hasta la muerte, presuntamente, al no poder acabar con su vida a golpes debido a la corpulencia de la víctima y a que trató de huir.

Los investigadores de la Guardia Civil de Gijón y de la Unidad Central Operativa (UCO) trabajan en la hipótesis de que tratase de escapar de sus agresor al verse atacado. Fue por ese motivo por lo que al parecer su cadáver apareció a unos 60 metros de la furgoneta en la que circulaban rumbo al puerto de Llanes para salir a faenar. El vehículo fue encontrado con el motor arrancado, justo antes de las tres vallas que bloqueaban el camino por el que debía de haber seguido su rumbo.

Con el dato de la sofocación ya parece quedar poco lugar para la duda: se trató de un plan premeditado para asesinar a Javier Ardines, no únicamente para darle un susto. El cuerpo presentaba varios golpes en la cabeza producidos por un objeto romo. No obstante, esas lesiones no le habrían producido la defunción, sino que habrían hecho que quedase aturdido, cayese al suelo al tratar de huir y allí sus agresores lo matasen asfixiándolo.

Más información

 

Fotos

Vídeos