Los buzos finalizan sin éxito la búsqueda de Dévora Salas en el fondo de los acantilados de Arnao

Salvamento Marítimo y la patrullera de la Guardia Civil en Arnao./S. G.
Salvamento Marítimo y la patrullera de la Guardia Civil en Arnao. / S. G.

El rastreo del litoral concluyó este jueves sin éxito a pesar del despliegue adicional por tierra y aire para encontrar algún indicio sobre Dévora Salas

EL COMERCIO
EL COMERCIOGijón

Pasadas las ocho de la tarde del jueves concluía sin éxito la cuarta jornada jornada de búsqueda en Castrillón. Se había iniciado en torno a las 10 horas, cuando el operativo que desde el lunes volvía a rastrear la costa asturiana para localizar a Dévora Salas, que cayó al mar cuando pescaba junto a su pareja en los acantilados de Arnao. El mejor estado de la mar permitió la incorporación del GEAS (Grupo Especial de Actividades Subacuáticas) de la Guardia Civil. Los buzos se sumergieron desde primera hora de la mañana, rastreando el fondo de los acantilados. A mediodía, en torno a las 12, se dió por finalizada su intervención sin que se hubieran encontrado indicios de la presencia del cuerpo de la joven ni de ninguna de sus pertenencias. Si pudieron recoger una bolsa estanca que podría pertenecer a alguno de los pescadores habituales de la zona. Los allegados de la joven luanquina confiaban en que esta se encontrara en alguna de ellas.

Además de por mar, los rastreos continuaron por aire las siguientes horas. En concreto, en torno a las 14 horas, ya que la bajamar tuvo lugar a las 15.15 horas. Como en días anteriores, se fueron turnando el helicóptero de Salvamento Marítimo, Helimer, con el de Bomberos del Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA). Ambos partieron desde El Musel para rastrear toda la costa, haciendo hincapié en en el Cabo Peñas.

Más información