Las primeras nevadas resultan insuficientes para abrir las estaciones de esquí

Nieve. La estación de Valgrande-Pajares con una fina capa de nieve. / J. M. PARDO
Nieve. La estación de Valgrande-Pajares con una fina capa de nieve. / J. M. PARDO

Los empresarios turísticos de Aller se quejan de que no se han ejecutado las obras de acondicionamiento de la carretera de San Isidro

A. FUENTE EL BRAÑILLÍN.

La bajada de temperaturas llegó a las zonas altas de la región dejando de lado la inversión térmica, el fenómeno que hacía que el frío se concentrara en los valles. Y eso lo agradecieron en las estaciones de esquí del Principado. Las pistas de Valgrande-Pajares, en donde hace dos días iluminaba el sol y no bajaban de los cero grados ni por la noche, amanecía ayer con una delgada capa blanca. Los responsables del equipamiento aprovecharon estas nuevas condiciones meteorológicas -ya con registros por debajo de los cuatro grados y mucha humedad- para poner en funcionamiento el sistema de innivación artificial y mantener ese fino manto hasta la llegada de las nevadas importantes, que ya se esperan para la próxima semana. El director del equipamiento, Javier Martínez Iglesias, confía en poder abrir la estación a mediados de este mes «si se dan las condiciones para ello».

Idéntica previsión es la que se baraja en Fuentes de Invierno. En las pistas alleranas también había una ligera capa de nieve, pero en este caso no puede haber apoyo de los cañones para fabricar más porque no disponen de ese servicio. Desde la Escuela de Esquí se señala, no obstante, que el frío ya mantiene el terreno en buenas condiciones para la llegada las precipitaciones más intensas.

Más información

Lo cierto es que hay ganas de esquí y así lo destaca la asociación de empresarios turísticos del municipio, Aller Experiencias. Desde este colectivo hay resignación este año ante la falta de nieve que impide la apertura de las estaciones. No obstante, recuerdan que no es una situación nueva, hace dos años ocurrió algo similar y tampoco se pudo iniciar la temporada en la fecha oficial -siempre es entre finales de noviembre y principios de diciembre-. Con todo, los empresarios aseguran que es «imprescindible» mantener en buenas condiciones los accesos, en este caso, la carretera del Puerto de San Isidro (AS-253) para evitar el cierre de la calzada con las nevadas.

Aller Experiencias apunta que el Principado había anunciado la realización de obras de mejora previas al inicio de la temporada de esquí «pero no se ha hecho nada, tan solo el arreglo de unos quitamiedos que sufrieron daños en el temporal del pasado otoño», lamentan. El sector turístico vinculado a la nieve critica que sigan sin reponerse las mallas para contener aludes, uno de los principales problemas de seguridad de esta concurrida ruta.

 

Fotos

Vídeos