La Audiencia Provincial ordena el ingreso en prisión de Natalio Grueso por riesgo de fuga

Natalio Grueso, en el acceso al Centro Niemeyer. / EFE
Natalio Grueso, en el acceso al Centro Niemeyer. / EFE

Decreta su búsqueda y puesta a disposición judicial ante la próxima celebración del juicio por el 'caso Niemeyer', previsto para el día 24

CRISTINADEL RÍO AVILÉS.

La Sección Tercera de la Audiencia Provincial decretó ayer el ingreso en prisión comunicada y sin fianza «por riesgo de fuga» de Natalio Grueso, principal acusado en el juicio por las supuestas irregularidades contables en el Centro Niemeyer, cuyo comienzo está señalado para el próximo lunes 24. La sala dio así un golpe de efecto ante el esperpéntico devenir de un caso que, en el último mes y medio, ha registrado las renuncias sucesivas de dos letrados a defender al principal encausado. La primera, la de Pelayo Mijares, fue admitida. La segunda está aún por ver. Sobre todo después de que la sala recalcase que el juicio está previsto que se celebre del 24 al 27 de septiembre así como los días 1, 4, 5, 8, 9, 10 y 11 de octubre.

La decisión de decretar su ingreso en prisión se adoptó después de que los repetidos intentos por comunicarse con Natalio Grueso hayan sido infructuosos. Según recoge el auto firmado ayer, el pasado 31 de julio el tribunal acordó la citación urgente del gestor cultural el 7 de agosto para la práctica de una serie de diligencias derivadas de la renuncia de su primer abogado, Pelayo Mijares. El letrado ovetense, que llevó el caso desde el principio, renunció a su defensa el 30 de julio por «discrepancias irreconciliables» con su cliente, lo mismo que ahora argumenta el abogado de oficio que le fue asignado, José René Alperi.

Agentes de la policía judicial trataron de contactar con Natalio Grueso en el domicilio madrileño que el acusado había aportado como residencia habitual. No fue posible hacerle llegar la citación «por hallarse en ignorado paradero».

A pesar de ello, Natalio Grueso compareció el 13 de agosto en la sala del tribunal para la práctica de la diligencia acordada y facilitó como entonces domicilio una nueva dirección, esta en Oviedo. «En este domicilio se ha intentado su citación para el juicio oral con resultado negativo, porque no se halla en él, indicando el portero del edificio que no reside allí desde hace unos siete años y la vivienda está vacía», explica la Audiencia.

La sala interpreta que el acusado «ha facilitado hasta dos domicilios distintos que no se corresponden con ninguno que sea suyo» con la intención de «sustraerse a la acción de la justicia (...), lo cual determina la conveniencia de que se adopte la medida cautelar de prisión» al amparo de la Ley de Enjuiciamiento Criminal. La Audiencia concluye que existe un evidente riesgo de fuga y ha ordenado su busca y captura.

Más información

Cumplir los plazos

Del auto dictado ayer por la sala presidida por Javier Domínguez Begega y con Ana Álvarez Rodríguez y Francisco Javier Rodríguez Luengos como magistrados, se extrae la determinación de cumplir con la agenda prevista y celebrar el juicio a partir del día 24. Para ello no solo Natalio Grueso tendría que ser localizado y detenido, sino que la sala tendría que rechazar la renuncia del abogado asignado en el turno de oficio en agosto, José René Alperi, que se conoció este jueves.

De hecho, ayer mismo, el Tribunal Superior de Justicia de Asturias informó de que la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Asturias no había recibido aún la comunicación oficial de renuncia del letrado de oficio, «por lo que el comienzo del juicio señalado para el día 24 de septiembre a las 09.30 horas, se mantiene por el momento conforme a lo notificado a las partes».

Los autos y las providencias dictadas tanto por la Sala de Vacaciones de la Audiencia Provincial como de la Sección Tercera con las notificaciones realizadas al nuevo letrado, se recuerda que el abogado de oficio «tuvo habilitado todo el mes de agosto para acceder a las actuaciones y a primeros de septiembre se le volvió a recordar tal circunstancia».

Una causa compleja

El auto del 31 de julio recoge la determinación de que «la tramitación de la presente causa compleja no debe experimentar ninguna dilación con ocasión de la incidencia que supone la renuncia de los profesionales que asumen las actuaciones (...) En consecuencia, y en previsión de que los nuevos profesionales que deban intervenir cuenten con tiempo suficiente para la preparación del juicio se habilitará el mes de agosto al amparo de lo previsto en el artículo 184 de la Ley Orgánica del Poder Judicial», señalaba la Audiencia.

Esta urgencia obligó a la propia sala a «procurar que con la inmediatez posible el acusado concernido designe nuevos profesionales, o le sean designados en su caso, y para ello se librarán los despachos oportunos a la Policía Judicial para que, prontamente, se cite al indicado acusado para que comparezca ante este Tribunal». Se acordó citar a Natalio Grueso el 7 de agosto, pero fue imposible localizarlo en el domicilio madrileño que constaba como dirección de contacto.

Posteriormente, seis días después, fue cuando el exdirector del Centro Niemeyer acudió a la sala y solicitó un abogado de oficio, que fue designado en los días siguientes. El 23 de agosto, y tras el recurso en el que el nuevo letrado solicitaba la suspensión del inicio del juicio, la sala recordaba a José René Alperi había dispuesto de todo el mes de agosto para poder ponerse al día de todas las actuaciones, «disponiendo de ellas para el fin de la defensa que tiene atribuida», en respuesta a la protesta del letrado acerca de la falta de tiempo para preparar un caso con una ingente documentación. Asimismo, el 3 de septiembre, la Audiencia Provincial se volvió a manifestar en el mismo sentido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos