Elecciones Oviedo 26M: El PP gana de nuevo en Oviedo y podría bastarle el apoyo de Ciudadanos

Alfredo Canteli, visiblemente emocionado, mientras saluda a un compañero. / MARIO ROJAS
Alfredo Canteli, visiblemente emocionado, mientras saluda a un compañero. / MARIO ROJAS

Canteli logra nueve ediles y Cuesta aúpa a los suyos al tercer puesto con cinco | El desplome de IU, que queda fuera de la próxima Corporación y la caída de Somos, hacen estéril el crecimiento electoral del PSOE

GONZALO DÍAZ-RUBÍN OVIEDO.

Alfredo Canteli o el PP ganaron ayer en Oviedo. Uno de los dos o los dos. Las apelaciones al voto útil del candidato, el suelo electoral de los populares o las pocas ganas de experimentos entre los votantes de centro derecha, le valieron nueve concejales y la victoria. No es poco. Si ningún candidato logra la mayoría en el Pleno de dentro de tres semanas, será alcalde, el sexto de la democracia. No es mucho para quien hasta hace unas semanas se decía convencido de lograr la mayoría absoluta. Si quiere respaldo y la misma tranquilidad o falta de ella de la que ha gozado Wenceslao López estos cuatro años, tendrá que negociar, al menos, con Ciudadanos, que crece de dos a cinco ediles. Juntos, hacen la mágica cifra de 14 y podrían dejar de lado a Vox, que entra con dos concejales en la Corporación.

El margen volvió a ser ajustado, como hace cuatro años, pero esta vez el centro derecha podrá presumir de que la suma de sus votos se aproxima al 52% de los emitidos ayer. No mucha diferencia, pero la suficiente para que el tripartito pase a la historia. Oviedo gira a la derecha. IU, aún mejorando el resultado de su candidata regional en la ciudad, se quedó fuera del Consistorio. De tres concejales a no conseguir el acta para su cabeza de lista, Concha Masa; de 9,23% de los votos a no llegar al umbral del 5%. El bloque de izquierda sangra por ahí, por donde se le fueron 4.000 votos, pero también por el lado de Somos Oviedo. La candidatura de Ana Taboada perdió ayer la mitad de sus concejales, aún dejándose tan solo un tercio de sus votos y superando en Oviedo a la candidatura hermana de Lorena Gil, por Podemos. Cosas D'Hondt.

Con seis concejales menos, entre Somos e IU, de poco le sirven a Wenceslao López y al PSOE haber recuperado 9 puntos respecto a 2015 y crecer tres concejales, de 5 a 8. El gobierno local se escapa por la izquierda y por la tradicional brecha entre los resultados locales y regionales de los socialistas en Oviedo. El PSOE logró el 36% del voto en las autonómicas. López obtuvo un 27. Como en una maldición china, los resultados sumaban hasta que se llegó al 40% del escrutinio. Daban incluso una victoria -la primera de un candidato de su partido desde 1987- hasta llegar al 70%. Luego, el peso electoral del centro de la ciudad confirmó al ganador de los comicios. Porque ganador, aún con el peor resultado habido por el PP y en contra del dicho de que 'todos ganan', hay uno solo: Alfredo Canteli. Dos, si se incluye en la ecuación a quien fuera que susurró su nombre en los oídos de Pablo Casado. El expresidente del Centro Asturiano sumó ayer el 31% de los votos en Oviedo. Teresa Mallada nueve puntos menos. De hecho, los ovetenses respaldaron mayoritariamente al socialista Adrián Barbón para la Presidencia de Asturias y a Canteli como su alcalde. Vox y Ciudadanos obtuvieron peores resultados en las municipales que en las autonómicas. El peso de un solo nombre.

Las llaves del despacho del alcalde las tiene Ciudadanos, que con sus 5 concejales puede poner y quitar rey, aunque ya ha dejado claro que solo pactará con que crea que hay que cambiar el rumbo de la ciudad. El día 15, tras el Pleno, el barco tendrá nuevo timonel. Suerte.

Noticias relacionadas