«Tenemos que acostumbrarnos a convivir con la avispa asiática»

Retirada de un nido en el parque de Isabel la Católica. / R. C.
Retirada de un nido en el parque de Isabel la Católica. / R. C.

El Principado indica que la presencia del insecto en Gijón es «normal», ya que «no tiene ninguna preferencia por la zona rural o urbana»

EVA FANJULGIJÓN.

La presencia de la avispa asiática ('vespa velutina') en ciudades como Gijón es «algo normal», señala Eloy Álvarez Ron, técnico del Serpa y responsable del Plan de Lucha contra especie en el Principado. La proliferación de este insecto en todo el territorio asturiano resulta, por el momento, «imparable» y en ciudades como Gijón «tenemos que acostumbrarnos a convivir la avispa asiática».

Desde el mes de julio los avistamientos de nidos de velutina se han disparado en el concejo gijonés, tanto en el casco urbano como en las zonas rurales. La retirada hace dos días de un nido de grandes dimensiones del parque Isabel la Católica, las picaduras sufridas por un vecino de Fano la semana pasada, y la aparición de nidos en diferentes puntos del barrios de la ciudad, polígonos industriales, parques y parroquias del concejo ha suscitado la alarma de los gijoneses.

«Debemos transmitir un mensaje de tranquilidad a los ciudadanos, no hay una mayor proporción de nidos en la ciudad, pero claro, cuando se ve uno resulta mucho más llamativo», recalca Álvarez Ron. La velutina «no tiene ninguna preferencia por la zona rural o urbana y se distribuye de igual manera en el territorio». «Si se ven más nidos en la zona centro de Asturias es porque es el área donde hay más población», asegura.

La avispa asiática construye sus nidos «en cualquier sitio y de manera indiscriminada», explica el responsable de la empresa pública Serpa. Por lo general, esta especie invasora tiende a nidificar en las zonas cercanas a los cauces de los ríos y a las fuentes de agua, así como en las partes altas de los árboles. Quizá por ese motivo no es la primera vez que se detecta un nido de velutina en el parque Isabel la Católica. «Ya el otoño pasado se localizaron uno o dos nidos en esa zona. Habían pasado allí todo el verano pero no se vieron hasta que cayeron las hojas de los árboles», explica.

En este sentido, el responsable del Serpa insiste en que la avispa asiática «no implica más riesgos para las personas que otras especies locales como el avispón europeo». Según el experto, lo importante para prevenir las picaduras de las velutinas es actuar con ellas como cualquier otra especie de avispa: «No hay que manipularlas ni molestarlas, su comportamiento habitual es alimentarse e ignorarnos excepto si se sienten amenazadas», destaca. Si se localiza un nido, aconseja, «lo importante es no acercarse ni tocarlo e informar lo antes posible» a través del correo electrónico info@avisap.es, del teléfono 984249165 o en el Whatsapp 610255111.

A lo largo de este año, se han intervenido 1.422 nidos de avispa asiática en el Principado. «Trabajamos de sol a sol», asegura el responsable del Serpa. La labor de retirada se intensifica en verano porque es la época en la que los nidos «son mayores, por lo que se ven algo mejor». No obstante, es en otoño, «con la caída de la hoja de los árboles cuando mayor número de nidos se localizan».

Más información