El consenso sobre el PGO de Gijón se agranda con la abstención del PSOE

Un momento de la sesión plenaria celebrada hoy./Arnaldo García
Un momento de la sesión plenaria celebrada hoy. / Arnaldo García

El Pleno respalda el documento de aprobación provisional y el convenio del plan de vías

Marcos Moro
MARCOS MOROGijón

El consenso en torno al Plan General de Ordenación (PGO) se ha ampliado en su tercer paso por el Pleno en lo que va de mandato. Cinco de seis grupos han vuelto a respaldar el documento urbanístico por tercera vez. La novedad es que en esta ocasión a los votos favorables de Foro, Xixón Sí Puede, PP, IU y Ciudadanos se suma la abstención del PSOE. Los socialistas han modificado la posición de rechazo que habían mantenido hasta el momento tras ver reflejadas algunas de sus peticiones en el texto de aprobación provisional. Su portavoz, José María Pérez, en cualquier caso dejó claro que siguen discrepando con el modelo urbanístico que subyace en este PGO. Un modelo que según él permite que toda la franja periurbana de Gijón se convierta en suelo urbano de baja densidad.

Según explicó el concejal de Desarrollo Urbanístico, Fernando Couto, el Plan General recibió 2.698 escritos de alegaciones durante los dos periodos de información pública. Del conjunto de alegaciones realizadas, un 47,89% han sido informadas en sentido favorable y un 49,18% en sentido desfavorable. Además, un 2,23% corresponden a escritos que han sido informados en sentido aclaratorio. Por temas casi un 50% (49,33%) se refieren al suelo no urbanizable de núcleo rural, un 9,44% se acumula en el ámbito de Bareza_Lloreda, casi un 10% se refieren a cuestiones de suelo urbano consolidado, prácticamente un 15% al suelo urbano no consoliddo, poco más del 2,50% al suelo urbanizable y un 3,42%a las normas urbanísticas.

Más información

El documento de aprobación provisional incorpora ajustes y cambios en varias fichas urbanísticas resultado de la estimación de alegaciones. Uno de las modificaciones más significativas es la que tiene que ver con el ámbito del edificio del Rick's. Allí se ha decidido suprimir la unidad de actuación que estaba previsto que se ejecutara por el sistema de expropiación. El edificio de apartamentos y el local hostelero en sus bajos se salvan, pero sus propietarios tendrán que «adaptar la estética y la ordenación espacial a los tiempos actuales» y contribuir a la regeneración urbana del área comprendida entre la carretera de La Providencia y la avenida de José García Bernardo, así como la creación de una nueva fachada marítima. También es novedad en este ámbito el levantamiento de un nuevo edificio de titularidad pública en primera línea de playa, pegado a las Terrazas del Pery, que en principio no tendrá usos residenciales sino dotacionales.

En el documento de aprobación provisional también vienen ahora grafiadas las áreas ambientalmente protegidas y definidas sus fases de desarrollo. Generarán una barrera para contener la contaminación atmosférica de 61,5 hectáreas de arbolado y espacios verdes que rodearán la factoría de Arcelor en Gijón en un plazo de cuatro años, según anticipó Couto.

También se han introducido por ejemplo ajustes en el ámbito de Porceyo, a ambos lados de la avenida de Oviedo en las proximidades del enlace con la ronda, donde la implantación de nuevos comercios contará con limitaciones para ajustarla tanto a las directrices sectoriales del Principado como a la sentencia que permitió a Fórum Sport abrir una tienda deportiva en ese ámbito. Además se blindan los usos industriales en las parcelas de Armon y el Tallerón, mientras que en Naval Gijón se proyecta un parque tecnológico con usos productivos vinculados al mar en un 80% de su superficie. Sin embargo en la parcela donde se celebra actualmente la Semana Negra no tendrán cabida edificios residenciales pero sí se permitirá un parte dedicada a terciario.

El concejal Fernando Couto destacó que el documento aprobado de forma provisional «refleja consenso y garantiza estabilidad urbanística e inversiones para los próximos años». El texto aprobado por el Pleno se remitirá ahora al Principado, donde la Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio de Asturias (CUOTA) tendrá un plazo máximo de cuatros meses para emitir su informe. Superado ese trámite el documento retornará al Pleno para su aprobación definitiva, algo que se espera que ocurra entre diciembre y enero.

El Pleno también dio su visto bueno este mediodía, por unanimidad, al nuevo convenio para el plan de vías, que supondrá una inversión de más de 814 millones de euros e incluye la ampliación de la integración ferroviaria hasta La Calzada y la prolongación del metrotrén hasta el Hospital de Cabueñes. La alcaldesa, Carmen Moriyón, agradeció a todos los grupos «la imagen seria y rigurosa de unidad» que se ha dado desde la Corporación y que ha permitido a llegar a acuerdos históricos entre las tres administraciones que integran Gijón al Norte.