Génova medita implantar una gestora en el PP de Asturias

Luis Venta Cueli, destituido como secretario general del PP de Asturias
Luis Venta, este martes, a la salida de la Junta General. / Álex Piña

La dirección nacional del partido ve la reacción tras la destitución de Luis Venta «como un pulso a Casado» | Las cámaras de seguridad de una oficina de Correos de Oviedo captaron su imagen entrando con varios papeles y saliendo sin ellos, por lo que la policía le identifica como autor de las amenazas

Daniel Fernández
DANIEL FERNÁNDEZGijón

La posible intervención del PP de Asturias por parte de la dirección nacional puede ser una realidad en las próximas horas. Según pudo saber ELCOMERCIO.es, la dirección nacional popular, presidida por Pablo Casado, medita seriamente implantar una gestora en el partido de Asturias. Es una opción que está siendo valorada en estos momentos en la sede central de Génova, donde esta mañana se ha tomado la decisión de destituir a Luis Venta, secretario general del PP asturiano, por presuntas amenazas al portavoz popular de Gijón, Pablo González, que formará parte de la lista que encabeza Teresa Mallada a la Junta General del Principado el próximo 26 de mayo. Según ha trascendido, las cámaras de seguridad de una oficina de Correos de Oviedo captaron la imagen de Venta entrando con varios papeles que no portaba en su salida, por lo que la policía identifica al hasta ahora secretario general del PP en Asturias como autor de la carta enviada a Pablo González.

Según ha declarado Luis Venta en un comunicado que ha hecho público este martes, «niego categóricamente haber amenazado a nadie», al tiempo que asegura que lo único que hizo fue remitir un anónimo al portavoz popular de Gijón relacionado con este que llegó a sus manos.

La dirección nacional está muy molesta por las reacciones que les llegan desde cargos de Asturias por su decisión de cesar a Luis Venta, que hasta hoy también era secretario ejecutivo de Medio Rural del partido. Consideran que algunos «mensajes que se están trasladando desde Asturias» están siendo interpretados como «un pulso que quieren mantener al presidente», Pablo Casado. «Y no lo vamos a consentir», afirman desde Génova, que temen el coste electoral que puede suponer la situación en la que se encuentra el PP regional, donde la brecha entre la dirección nacional y la candidata elegida por Casado para aspirar a ganar el próximo 26 de mayo es cada vez mayor.

La posibilidad de imponer una gestora en Asturias viene valorándose desde hace días. No gustaron a Pablo Casado, por ejemplo, las palabras de Mercedes Fernández la pasada semana en Gijón, en el acto en el que el presidente del PP presentó al candidato a la Alcaldía de la ciudad, Alberto López-Asenjo. En su intervención, la presidenta de los populares asturianos pidió al candidato «que cuente con la buena gente de Gijón, porque hace un trabajo serio y riguroso». Mencionó entre otros a Mariano Marín, «un presidente del que nos sentimos orgullosos», los ediles Sofía Cosmen y Manuel del Castillo, el presidente de Nuevas Generaciones de Asturias, Andrés Ruiz, y el diputado David González Medina. «Me quedo ahí, que se ve que no puedo ir más allá».

Más información