El nuevo poder municipal de Asturias

Mapa político municipal en Asturias./ E. C.Gráfico
Mapa político municipal en Asturias. / E. C.

Los socialistas gobiernan en 53 de los 78 ayuntamientos asturianos, con 37 mayorías absolutas | Recupera Gijón, Langreo, Cudillero y Ribadesella; el PP salva los muebles con el pacto de Oviedo, pero solo tendrá el mando de ocho consistorios

ANDRÉS SUÁREZOVIEDO.

El color rojo tiñe la gran mayoría del mapa municipal asturiano. El PSOE gobernará en 53 de los 78 ayuntamientos de la región, en 37 de ellos con mayoría absoluta, después de una jornada de composición de los nuevos consistorios a la que se llegaba con la práctica totalidad del trabajo hecho. Los socialistas se mantienen como fuerza hegemónica, muy por delante del resto, y conquistan feudos importantes como Gijón, Ribadesella o Cudillero, aunque sufren la pérdida de Oviedo. Es precisamente la conquista de la capital lo que permite al PP salvar los muebles, aunque la distancia con el PSOE es sideral. El resto de concejos se reparte entre IU, que mantiene un buen número de alcaldías, y Foro, que retrocede y se queda solo con tres, mientras que Llanes, Bimenes, Noreña, Sariego y Soto del Barco se mantienen fuera del ámbito de influencia de los grandes partidos y, en algunos casos con alianzas, quedan en manos de formaciones independientes.

La hegemonía municipal de los socialistas en Asturias es abrumadora y tras las recientes elecciones se ve reforzada en comparación con 2015. De aquella jornada de composición de los ayuntamientos, hace ya cuatro años, el PSOE salió con 50 alcaldías, y en esta ocasión llega a 53. Prácticamente siete de cada diez municipios de la región tienen un regidor del partido del puño y la rosa, y en 37 de ellos se ha asegurado el bastón de mando sin necesidad de alianzas ni pactos, simplemente con el respaldo de sus concejales. No es de extrañar que el responsable de política municipal de la Federación Socialista Asturiana, Iván Fernández, a su vez alcalde de Corvera, rebosase ayer satisfacción por los cuatro costados. «Somos el partido que más se parece a esta tierra, somos los que más nos parecemos a los municipios y en quienes más confían los vecinos», anotó.

La satisfacción hubiera sido completa si se hubiera podido retener Oviedo, pero la alianza del PP y Ciudadanos descabalgó a Wenceslao López de la alcaldía. El botín, con todo, es suculento, comenzando por la recuperación de uno de los feudos históricos del socialismo asturiano, Gijón, tras los dos mandatos de Carmen Moriyón, y siguiendo por la consecución de ayuntamientos relevantes en las Cuencas, Occidente y Oriente como son Langreo, Cudillero o Ribadesella.

Más información

Perder Oviedo es la principal decepción del PSOE y, al mismo tiempo, la gran alegría del PP. Llama la atención cómo dos partidos que son históricos rivales tanto en España como en el Principado están separados por una distancia tan enorme al descender al terreno municipal. Los populares solo gestionarán durante los próximos cuatro años ocho alcaldías, una menos que en el anterior mandato, y el resultado hubiera podido ser incluso peor si no fuera por el desenlace favorable en la capital que hace alcalde a Alfredo Canteli con entente con Ciudadanos de por medio, y por una carambola inesperada en Ibias. Cabrales y Cudillero, entre otros territorios, salen de su órbita.

IU, segunda fuerza

Del sudoku municipal sale Izquierda Unida bastante mejor parada que del resultado autonómico, pese al lunar que representa la pérdida de un municipio emblemático como Langreo a manos del PSOE. Pero la coalición es, pese a ello, la segunda fuerza política en número de alcaldes, nueve, en ayuntamientos en algún caso tan relevantes como Mieres, Lena o Castrillón, donde repite, o Quirós, donde releva a los socialistas. Peor le han ido las cosas a Foro, que pierde la joya de la corona, Gijón, tras el fallido salto a la política autonómica de Moriyón, y Ribadesella, y que solo resiste en Amieva, Peñamellera Alta y Salas.

El día dejó algunas sorpresas, aunque de menor calado. Por ejemplo, el vuelco en Ibias que deja fuera de la alcaldía al PSOE en beneficio del PP. También se clarificó la situación en Colunga y Amieva, únicos concejos donde Ciudadanos tenía opciones solventes de asumir las riendas del consistorio y que acabaron en manos del PSOE y de Foro, respectivamente. Los socialistas también amarraron Carreño.