Un centenar de guardias civiles busca en Picos de Europa al 'Rambo de Cantabria'

Agentes de la Guardia Civil rastrean la comarca de Liébana, en Picos de Europa, en busca del vecino de Turieno huido tras atrincherarse más de once horas
Agentes patrullando la localidad de Turieno. En el recuadro, Luciano Simón. / EFE

Luciano Simón huyó tras permanecer más de once horas atrincherado en su vivienda y disparar hasta veinte veces contra la Guardia Civil | Las fuerzas de seguridad le califican como «extremadamente peligroso» y advierten de que podría estar armado

AGENCIAS

Hasta cien agentes de la Guardia Civil buscan a Luciano José Simón, de 58 años, huido tras atrincherarse en su casa de la localidad cántabra de Turieno (Camaleño) y disparar «hasta en veinte ocasiones» a los guardias civiles, que intentan que no salga de la la comarca de Liébana, en el parque de Picos de Europa, aunque es un «perfecto conocedor del monte».

Así lo ha explicado a los periodistas el coronel-jefe de la Guardia Civil en Cantabria, Luis del Castillo, quien espera que este hombre, que anoche comenzó a disparar a los agentes después de una pelea familiar, deponga su actitud y se entregue. Acompañado del delegado del Gobierno en Cantabria, Pablo Zuloaga, Del Castillo ha explicado que fue un hermano de Luciano el que avisó, pasadas las 20.30 horas de este martes a la Guardia Civil, de que el hombre estaba amenazando a varios familiares con una navaja.

Más noticias

La patrulla de Potes -capital de la comarca de Liébana, donde está Turieno- se acercó a la casa de este hombre y fue cuando sacó una escopeta y comenzó a disparar, aunque Del Castillo ha explicado que el hombre no tiene licencia de armas, por lo que tendría la escopeta de forma ilegal.

'Simón', como es conocido en la zona, estuvo once horas atrincherado en la vivienda y realizó «hasta veinte disparos» durante la madrugada. Uno de ellos alcanzó a un guardia civil, que resultó herido leve en un pie y «está fuera de peligro». Se cree que en ese momento el hombre aprovechó para salir de la casa, al parecer por una ventana pequeña.

Casa por casa

Del Castillo ha reconocido que el «amplísimo perímetro» de la casa y de la finca donde se ubica, el entorno que era «una boca de lobo oscura», y la «complicada orografía» donde se ubica Turieno han podido favorecer la fuga de este hombre, porque el coronel-jefe de la Guardia Civil asegura, también, que su trabajo «no es una ciencia exacta».

Ha señalado que desde que este hombre se dio a la fuga la Guardia Civil tiene controlada toda la zona, también por carretera, para evitar que pueda salir de la comarca, y tampoco se descarta que más agentes del Instituto Armado tengan que desplazarse a Liébana si el hombre siga sin aparecer.

También ha señalado el coronel-jefe de la Guardia Civil en Cantabria que se va a buscar por todas las casas cercanas al pueblo, mientras que agentes del Grupo de Rescate e Intervención en Montaña (Greim) miran, ayudados por el helicóptero del Instituto Armado, en los montes de esta zona, de los que Luciano es «un perfecto conocedor».

Urge «controlar la situación»

Simón tiene antecedentes penales relacionados con drogas, aunque por tenencia y venta a pequeña escala, pero el coronel de la Guardia Civil en Cantabria ha explicado que nunca se hubiera pensado que pudiera llegar a suceder lo que está pasando desde anoche en este pequeño pueblo de apenas cien habitantes. «Nada hacía sospechar que pudiera montar la que ha montado«, ha añadido Óscar Casares, alcalde de Camaleño, municipio al que pertenece Turieno, y que ha relacionado lo que ha hecho este hombre con el consumo de drogas. Asegura que los vecinos han estado »preocupados, a oscuras y pasando una noche mala« y aún siguen pendientes, de lo que pueda »llegar a pasar«.

Del Castillo cree que el hombre puede estar en el monte y que no se descarta que haya actuado bajo los efectos de las drogas. Zuloaga ha pedido la colaboración ciudadana por si alguien pudiera conocer el paradero de este hombre, porque ha asegurado que lo que hace falta ahora es localizarle cuanto antes y «controlar la situación». Y es que está calificado como «extremadamente peligroso», por lo que las fuerzas de seguridad insisten en que es «muy importante» que cualquier ciudadano evite visitar los montes de la zona mientras no se le encuentre.

 

Fotos

Vídeos