Comienza el asfaltado en Ciudad Naranco, que seguirá en La Ería «de inmediato»

Los trabajos comenzarán por la calle Ricardo Montes.
Los trabajos comenzarán por la calle Ricardo Montes. / Álex Piña

D. LUMBRERAS OVIEDO.

La concejala de Infraestructuras, Ana Rivas, y el alcalde de Oviedo, Wenceslao López, visitaron ayer el comienzo de las obras de asfaltado de Ciudad Naranco, en la calle Ricardo Montes, y aprovecharon para anunciar que «de inmediato» se licitará la renovación de siete calles más. La primera será Proaza, en Las Campas, y luego se renovarán seis en La Ería: La Argañosa, Gloria Fuertes (antigua Comandante Vallespín), Lola Mateos (antes, Marcos Peña Royo), Manuel Cueto Guisasola y Valentín Masip.

López quiso destacar también que a lo largo de 2017 se han renovado 29 calles, con una inversión de 773.000 euros «frente a 17 en los dos últimos años de gobierno del Partido Popular. En un año casi se duplicó lo que hizo el PP en dos. Ahora Son 16 calles en Ciudad Naranco, que con Rosal, Rodríguez Cabezas (hoy, Alfonso Camín) y Toreno, andan en 612.000 euros». A ello hay que unir, recordó, el concurso para arreglar la losa de Renfe por dos millones de euros. «Se nota que en Oviedo se están haciendo obras de reparación», se felicitó.

Más información

A pie de obra, el regidor reconoció que Ciudad Naranco «es un barrio que ha estado mucho tiempo abandonado y que además tiene una orografía endiablada, lo cual hace todavía más necesario tener las aceras y las calles bien mantenidas». Rivas quiso recordar que en los dos últimos años los contratos de mantenimiento de carreteras y aceras en el municipio han aumentado medio millón, hasta 1,7 millones de euros.

Sobre las obras en curso, la edil explicó que durarán «ocho semanas desde hoy (por ayer). Si llueve, no se puede asfaltar, con lo cual se puede alargar un poco más». Cada semana, en función de las predicciones meteorológicas, se realizará una programación de las siguientes calles que se renovarán. De estos planes se avisará puntualmente a los vecinos, para que retiren los vehículos de la calzada. Aunque ayer a algún despistado tuvo que llevárselo la grúa.

Los trabajos están siendo ejecutados por una UTE formada por Arposa y Contratas Iglesias, que escalona las tareas y minimiza los ruidos en las áreas más sensibles, como colegios y hospitales, donde se laborará de noche. «La parte más complicada en este proyecto es la calle Rosal; Toreno la podemos hacer por carriles», reconoció Rivas. Es por ello que en este caso, a diferencia de los demás, sí habrá que desviar el tráfico.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos