Vesuvius estudiará si amplía el ERE para buscar un inversor que continúe con la actividad industrial

Represenantes de los trabajadores de Vesuvius, con el arzobispo Jesús Sanz Montes. / Mario Rojas

El Principado espera tener una respuesta entre hoy y mañana y ya ha contactado con posibles interesados

Noelia A. Erausquin
NOELIA A. ERAUSQUIN

Ganar tiempo vuelve a ser una necesidad para los trabajadores de otra industria asturiana. La plantilla de Vesuvius juega contra el reloj en el proceso de cierre de la planta y ampliar el periodo de consultas del ERE se ha convertido en su máxima prioridad, después de que la compañía haya reiterado hoy su intención de desvincularse de las factorías de Langreo y Miranda de Ebro. Lo ha hecho durante una reunión de la mesa técnica convocada por el Ministerio de Industria, con presencia del secretario general del ramo, Raúl Blanco, y de representantes del Principado, de los ayuntamientos afectados y de los trabajadores. Esta vez sí asistió el director general de Vesuvius para España y Francia, Francisco Lorenzo, lo que fue considerado un avance por las otras partes.

Según ha anunciado la directora general de Industria, Rosana Prada, la compañía ha aceptado participar en una mesa técnica para «analizar las posibilidades para continuar con el tejido industrial». Espera la Administración regional que, en las próximas horas, dé una respuesta en la que comunique el calendario de esta mesa técnica y las condiciones para sentarse en ella. Al mismo tiempo ya se han realizado algunos contactos con posibles inversores, aunque es pronto para determinar su interés.

El objetivo es empezar a trabajar para dar continuidad a las factorías, sea en el sector actual de los refractarios o en otro, para lo que se barajarán todas las alternativas, desde una venta, a la cesión de terrenos o de maquinaria. Todo está abierto, salvo que la compañía insiste en dejar Langreo y Miranda de Ebro, y lograr una solución como la de Alcoa gana enteros, en el caso de que la empresa acepte alargar el ERE. «Se lo hemos pedido de todas las maneras posibles», insistió Prada.

Los trabajadores, por su parte, reclaman también mantener la actividad con cualquier modelo posible, según José Manuel Casado, reponsable de políticas industriales de la federación estatal de industria de CC OO y esto pasa por aplazar el ERE, ya que «no tiene sentido mantener la mesa técnica si la gente está despedida».

El secretario general de Industria, Raúl Blanco, que tuvo que abandonar la reunión antes de tiempo, reconoció sin embargo que no son «optimistas», porque la compañía no ha dado alternativas, aunque estas declaraciones las realizó antes de que finalizara el encuentro.

Apoyo de la Iglesia

Por otro lado, los trabajadores de Vesuvius se han encontrado hoy con el apoyo de la Iglesia. El arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz Montes, se ha reunido esta mañana con los empleados encerrados en la Catedral y ha defendido esta movilización «Si están aquí no es por capricho, no son turistas en la Catedral», ha afirmado el eclesiástico, que defiende que «como Iglesia, no podemos más que estar a su lado». «No solo no se les va a desalojar, sino que vamos a hacer causa con ellos», ha recalcado también.

El arzobispo ha cargado también contra Vesuvius, que «sencillamente, aplica el descarte como si fueran máquinas», ha dicho sobre la multinacional, que quiere cerrar sus plantas de Langreo y Miranda de Ebro, lo que dejaría en la calle a 128 empleados.

En este sentido, ha recordado que son personas, tienen familia «y una dignidad que no se puede apartar ni descartar»«.

Además, sobre la coincidencia del encierro con la visita de la Princesa de Asturias, en lo que será su primera ceremonia de entrega de los galardones que llevan por nombre su título, Sanz Montes ha manifestado que los trabajadores tienen preferencia. «Yo siento que coincida, pero ellos son la prioridad», ha insistido. Está previsto que el inicio de la visita de doña Leonor sea, precisamente, en la Catedral, protagonista ahora de la movilización sindical, algo que ha contrariado al alcalde de Oviedo, Alfredo Canteli.

Más sobre Vesuvius