El arzobispo de Oviedo considera que los trabajadores de Vesuvius «son la prioridad»

El arzobispo de Oviedo recibe a los trabajadores de Vesuvius
Mario Rojas

Los representantes de los trabajadores de Vesuvius han reclamado esta mañana una mayor presión de la Administración, tanto del Gobierno central como del Principado

Noelia erausquin
NOELIA ERAUSQUINGijón

El arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz Montes, ha mostrado esta mañana su respaldo a los trabajadores de Vesuvius encerrados en la Catedral de Oviedo para denunciar la deslocalización que pretende llevar a cabo la empresa. «Sencillamente, aplica el descarte como si fueran máquinas», ha asegurado sobre la multinacional, que quiere cerrar sus plantas de Langreo y Miranda de Ebro, lo que dejaría en la calle a 128 empleados. En este sentido, recordó que son personas, tienen familia «y una dignidad que no se puede apartar ni descartar». Además, sobre la coincidencia del encierro con la visita de la Princesa de Asturias, en lo que será su primera ceremonia de entrega de los galardones que llevań por nombre su título, el arzobispo recalcó que los trabajadores tienen preferencia. «Yo siento que coincida, pero ellos son la prioridad», insistió. Está previsto que el inicio de la visita sea, precisamente, en la Catedral, protagonista ahora de la movilización sindical.

Más presión

Por otro lado, los representantes de los trabajadores de Vesuvius han reclamado esta mañana una mayor presión de la Administración, tanto del Gobierno central como del Principado, sobre la dirección de la compañía para que retire el expediente de regulación de empleo o, al menos, amplíe el periodo de consultas, que finaliza el próximo lunes.

Durante la reunión de la mesa tripartita convocada por el ministerio que dirige Reyes Maroto, a la que ha asistido el secretario general de Industria, Raúl Blanco, el presidente del comité de empresa, Juan Manuel Baragaño, ha insistido en que el cierre anunciado por la multinacional británica es una deslocalización en toda regla y que la producción será trasladada a Polonia, algo que choca con los argumentos de la compañía que justifica su decisión en la crisis del acero.

Al encuentro, además de Blanco y de los miembros del comité de empresa, han asistido también el consejero de Industria, Empleo y Promocion Económica, Enrique Fernández, y la directora general de Industria, Rosana Prada; el primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Langreo, Javier Castro, representantes del consistorio de Miranda de Ebro y un directivo de la multinacional acompañado por asesores.

«No tenemos ningún ofrecimiento»

«No somos optimistas, de momento no tenemos ningún ofrecimiento». Así se ha manifestado el secretario general de Industria, Raúl Blanco, a su salida de la reunión con Vesuvius, el Principado y los trabajadores sobre la continuidad de la planta langreana. El responsable del Ministerio que dirige Reyes Maroto destacó, no obstante, que la reunión sigue, aunque ya sin su presencia y que el objetivo es que la multinacional permita contemplar alguna alternativa al cierre.

Más información