Dos personas se presentan en la Comisaría de Gijón para dar posibles pistas sobre el crimen del bebé

Contenedor en el que fue encontrado el cuerpo del bebé./Damián Arienza
Contenedor en el que fue encontrado el cuerpo del bebé. / Damián Arienza

Todas las hipótesis continúan sobre la mesa a la espera de encontrar las pruebas contundentes

Olaya Suárez
OLAYA SUÁREZGijón

La petición de colaboración ciudadana lanzada desde la Comisaría de la Policía Nacional de Gijón este lunes para esclarecer el asesinato del bebé encontrado muerto en un contenedor de Nuevo Roces ha tenido este martes los primeros resultados. Al menos dos personas se han presentado ante la Policía Nacional con el objetivo de dar a conocer datos que consideraron podían tener relevancia para identificar a los asesinos del bebé. Los agentes tratan ahora de determinar si pudieran ser pistas fiables que arrojen luz a la investigación.

Todas las hipótesis continúan sobre la mesa a la espera de encontrar las pruebas contundentes de las que poder tirar del hilo hasta llegar a los responsables. Las sospechas apuntan a que la progenitora podría haber contado con ayuda para cometer el atroz crimen y que no haya sido ella la que dejó el pequeño cadáver en el contenedor del barrio de Nuevo Roces.

Lo que se descarta es que la mujer haya recibido atención médica durante el alumbramiento. Tampoco se ha constatado que alguna embarazada haya dejado de acudir a las citas médicas en las últimas semanas en los servicios de salud delPrincipado. La gestación se llevó a término. Se trataba de un bebé sano y sin malformación alguna, con rasgos caucásicos y que nació a las 40 semanas.

En contexto