Un macizo rocoso de pizarra retrasa las labores de rescate de Julen

Técnicos y bomberos, ante el pozo por donde cayó el pequeño, entubado con una funda metálica de 2.000 kilos para evitar desprendimientos por las perforaciones. / SUR

Los especialistas mantienen la esperanza de poder comenzar hoy la perforación del túnel que llevará a los socorristas hasta el pequeño, a quien esperan encontrar este fin de semana

IGNACIO LILLO , ALVARO FRÍAS y JUAN CANOMálaga

Las labores de rescate del pequeño Julen, atrapado en el interior de un pozo en la Sierra de Totalán desde el pasado domingo, se han visto afectadas por un nuevo imprevisto. En este caso ha sido la aparición de un macizo rocoso de pizarra, que ha provocado un retraso en los plazos que estimaba el equipo de especialistas que asesora a los coordinadores del operativo.

Así lo ha explicado el delegado en Málaga del Colegio de Ingenieros de Caminos, Ángel García Vidal, que forma parte de dicho equipo técnico de asesoramiento. Al respecto, ha añadido que la roca es «muy dura», aunque espera que solo se trate de una veta, que permita retomar el «buen ritmo» que llevaban los trabajos hasta la aparición de este contratiempo. «Esperamos poder tener al menor con nosotros antes del lunes», ha apuntado.

El macizo de roca está provocando que los trabajos de desmonte -es decir retirar tierra de la montaña mediante maquinaria pesada- se hayan ralentizado. Este rebaje del terreno será de unos 25 metros de altura y no de 30 como se dijo inicialmente, ya que ha llegado una perforadora de mayor capacidad.

Se rebajará de esta forma la cota en la que se ubicará la plataforma donde se instalará la perforadora. Allí estará la boca del túnel vertical, que será de unos 50 metros de profundidad, para superar así el tapón de tierra que hay a 71 metros y que obstruye el pozo en el que se encuentra Julen.

Pese a los retrasos, García Vidal ha insistido en que espera que durante la jornada de hoy, por la tarde, pueda iniciarse la perforación para el túnel horizontal: «Queremos que esto salga cuanto antes, pero no podemos cambiar el terreno en el que trabajamos».

Mientras se avanza en el túnel vertical, teniendo prevista una segunda perforación en paralelo al pozo de Julen por si hiciese falta, los equipos de rescate también trabajan en el túnel horizontal. Aunque las labores van más lentas que en el vertical, García Vidal ha dicho que es un equipo independiente que busca soluciones a los problemas que están teniendo para crear la plataforma para esta excavación.

Por otro lado, el ingeniero de caminos ha manifestado que las labores de succión de material del tapón que bloquea el pozo en el que está Julen se retomarán en cuanto se empiece con la perforación, ya que son compatibles para acometerlos a la vez.

La previsión de lluvias podría complicar los trabajos

La lluvia podría complicar con una alta probabilidad las labores de rescate si, como todo parece indicar, estas se extenderán hasta bien entrado el próximo fin de semana. Y es que Aemet prevé aguaceros, en principio flojos aunque no se descarta que puedan ser de mayor intensidad en momentos y sitios puntuales, en toda la provincia.

Jesús Riesco, jefe de Predicción del Centro Meteorológico de Málaga, advierte de que hay muchas posibilidades de que el tiempo cambie en la provincia, con la llegada prevista de un frente, que dejará precipitaciones, más probables entre el sábado y el domingo. «Puede haber alguna precipitación débil durante la mañana del sábado, pero serán más seguras y de carácter localmente moderado sobre todo a últimas horas del sábado y primera parte del domingo». Aunque serán generalizadas en la provincia, consultado por el caso concreto de Totalán, el modelo de predicción indica aguaceros en la zona de la Axarquía más próxima a la capital ya durante la madrugada del sábado. Luego se producirá un impás, sin apenas agua, en las horas centrales del día, y a última hora del sábado volverán y se extenderán durante la madrugada y primeras horas de la mañana del domingo. A partir del mediodía de esa jornada remitirán. «No serán lluvias importantes pero sí es muy probable que se produzcan».

En contexto