Sin descanso para rescatar a Julen

Llegada de la tuneladora que seguirá las tareas de rescate del pequeño Julen, el menor que cayó a un pozo de esta localidad y que se intenta rescatar desde el domingo./EFEGráfico
Llegada de la tuneladora que seguirá las tareas de rescate del pequeño Julen, el menor que cayó a un pozo de esta localidad y que se intenta rescatar desde el domingo. / EFE

Durante las últimas horas han estado preparando el terreno para que las tuneladoras comiencen a excavar el túnel horizontal previsto para llegar hasta el niño| La Guardia Civil confirma el hallazgo de restos biológicos de Julen en el pozo

JUAN CANO y ÁLVARO FRÍASMálaga

A contrarreloj pero de forma muy minuciosa. Los equipos de rescate del pequeño Julen avanzan en las tareas para dar con él en el pozo en el que se encuentra, según han confirmado las muestras de ADN recogidas en el tapón que hay a 74 metros de profundidad. En las últimas horas y a lo largo de la noche, se afanaban en realizar movimientos de tierras para comenzar con las excavaciones de los túneles.

De hecho, según ha podido saber este periódico, está previsto que en unas tres o cuatro horas se comience a excavar el túnel perpendicular desde la ladera de la montaña hacia el pozo. De una longitud de entre 50 y 80 metros, es solo una de las alternativas que se manejan para llegar a Julen. También se ha optado por entubar la prospección del túnel por donde cayó para asegurar la estabilidad del pozo y evitar que la construcción de un túnel paralelo y otro en oblicuo puedan afectar al orificio original. Esta misma tarde, Angel García Vidal, responsable de los ingenieros de caminos de Málaga informaba de que se había geolocalizado el punto exacto donde se encuentra el tapón de tierra del pozo donde cayó el niño.

Según ha explicado esta mañana la subdelegada del Gobierno en Málaga, María Gámez, con el coronel de la Guardia Civil Jesús Esteban, se mantienen activas las tres fórmulas establecidas para rescatar al pequeño. Se trata de la succión de tierra que se realiza por la boca del orificio, así como las excavaciones de dos túneles, uno paralelo al pozo -que por el momento no se ha comenzado- y otro de forma perpendicular desde la ladera de la montaña.

Restos biológicos

Primero fue la bolsa de gusanitos y ahora, el ADN. La Guardia Civil ha confirmado esta mañana el hallazgo de restos biológicos del pequeño Julen en el pozo donde sus padres aseguran que cayó y donde se le busca desde el pasado domingo. Fuentes próximas a la investigación han confirmado que se le han realizado pruebas a la tierra húmeda hallada el primer día de la búsqueda en ese tapón detectado a 73 metros de la superficie. Y esos análisis han dado un restado positivo: hay ADN de Julen en la arena.

En este mismo sentido se ha manifestado la subdelegada del Gobierno quien ha explicado que se recogieron muestras de ADN de la familia del pequeño así como del biberón que usaba Julen. «Los análisis coinciden y confirman que el pequeño está en el pozo», ha apuntado la subdelegada.

Ya el pasado domingo, en una de esas incursiones que se hizo en el interior del pozo con un robot, mientras éste descendía, se cruzó en la gruta con una bolsa de chucherías que caía por la misma. Todo apunta a que se había quedado enganchada en una pared del pozo, cuando el niño se precipitó dentro, y que el propio cable del robot la movió y la hizo caer. En la siguiente inmersión, la cámara confirmó la presencia de la bolsa en el fondo de arena, a 78 metros.

Los responsables del operativo, con la Guardia Civil al frente, han dado orden de acometer todas las opciones que se barajaban el lunes para rescatar al pequeño Julen. Esto es, succionar el tapón de tierra detectado a 73 metros del agujero por el que habría caído Julen; construir un pozo (paralelo, de un metro de diámetro y a cuatro o cinco metros del primero) y conectarlo con éste en forma de 'u' a la altura del tapón; y hacer un túnel perpendicular desde la ladera de la montaña.

Más información