«Empezamos una etapa», aseguran el empresario José Luis Vigil y su esposa

José Luis Vigil y su esposa, en El Parche en su primera salida tras el accidente. /LVA
José Luis Vigil y su esposa, en El Parche en su primera salida tras el accidente. / LVA

Víctimas del kamikaze de la 'Y', se recuperan de sus heridas y agradecen la atención de los servicios de emergencias tras el accidente y el apoyo recibido este último mes

ALEJANDRO L. JAMBRINA

Ya hace un mes desde que se produjese el brutal accidente en la autopista 'Y' en la que un kamikaze se estrelló contra varios vehículos mientras conducía en dirección contraria, falleciendo en el acto. Precisamente uno de esos vehículos contra los que chocó fue el del empresario avilesino José Luis Vigil, socio fundador de la firma de ropa deportiva Joluvi, y su mujer, Charo Piñera.

Aquella noche del 15 de julio este matrimonio volvió a nacer y, tras pasar un mes de recuperación y hospitalizaciones, Vigil ha querido agradecer públicamente el apoyo que le han dado en estas semanas tan complicadas. «Va a hacer un mes que sufrimos el desafortunado accidente en la autopista y tenemos que dar las gracias a Dios y, por supuesto, a la gran atención recibida por parte de todos los que nos atendieron desde el primer momento», agradeció el empresario avilesino en un comunicado.

José Luis Vigil, de 69 años, resultó herido de gravedad y permaneció ingresado en el Hospital San Agustín durante varias semanas con politraumatismos y varias fracturas en uno de sus brazos y en una pierna. Su esposa, de 67 años, estuvo ingresada en el Hospital Central de Asturias (HUCA) con golpes en las costillas.

Más información

Ahora ambos están de vuelta en su casa, descansando y recuperando fuerzas. «Hoy empezamos una nueva fase con un primer paseo por el centro de Avilés en silla de ruedas, que será mi compañera durante una temporada», confesaba Vigil en la tarde de ayer. «Confiamos que la recuperación siga siendo positiva para poder volver a la vida habitual en el plazo más corto de tiempo».

Esta recuperación no la habrían logrado solos, y el matrimonio quiere ahora agradecer su apoyo a todo el mundo. «Desde las personas que se detuvieron a atendernos tras el accidente, hasta los bomberos que trabajaron durante mi excarcelación y, por supuesto, a los equipos médicos que nos trasladaron al hospital, encabezados por el doctor Sandoval», hizo saber Vigil en una emotiva carta. «Queremos agradecer también a todos los amigos que se interesaron por nosotros y que con su ánimo nos ayudaron en estos días complicados», concluía.