La investigación reafirma que Jorge Cue golpeó al profesor David Carragal y luego salió huyendo

Gabriel Cueto, el abogado de la defensa de los tres implicados en la muerte de Carragal. Abajo a la derecha, Jorge Cue, presunto autor del delito. / MARIO ROJAS

Gabriel Cueto se ampara en el informe forense para ratificar lo que su cliente declaró ante la jueza | Los tres implicados en la muerte de David Carragal trasmiten «su pésame y arrepentimiento» a la familia del fallecido

CECILIA PÉREZOVIEDO.

Gabriel Cueto, el abogado de los tres implicado en la muerte de David Carragal, se ha amparado en el informe forense para ratificar los testimonios que sus defendidos expusieron ante la Policía Nacional y en sede judicial tras ser detenidos este lunes después de entregarse voluntariamente en dependencias policiales. De los tres, solo Jorge Cue, de 18 años, se encuentra encarcelado como presunto autor de un delito de homicidio doloso. Los otros dos investigados (un llanisco, de 19 años y un vecino de Colloto, de 18 años) quedaron en libertad con cargos. La jueza dictaminó que ambos estuvieron en el lugar de los hechos en el momento de la agresión, pero no los consideró participantes directos en la misma, eso sí, les imputa un delito de omisión del deber de socorro que también atribuye a Cue.

A través de un comunicado, leído ante los medios de comunicación a las puertas de la sede de la Audiencia Provincial de Asturias, Gabriel Cueto se amparó en el informe forense preliminar resultante de la autopsia practicada al profesor pixueto. El hombre, de 33 años, falleció seis días después de haber sido agredido la última noche de las fiestas de La Florida al no lograr superar las heridas sufridas en la cabeza esa fatídica noche. «Este comunicado tiene como objeto dejar claro con seriedad y transparencia que los hechos relatados por nuestros defendidos se ajustan a lo ocurrido y el informe forense así lo confirma. Hay un único golpe y lo demás fue consecuencia de la caída al suelo, no hubo golpes posteriores», recalcó el letrado.

Según dijo, David Carragal sufrió dos golpes. El más «grave» se produjo cuando cayó al suelo, golpeándose en el lado izquierdo de la cabeza. Asimismo, y según las mujeres que le acompañaron durante aquella madrugada y que prestaron su testimonio en el Juzgado de Instrucción número 4, Carragal trató de levantarse después de la caída, pero comenzó a convulsionar. Las fuertes contracciones musculares le produjeron otros golpes fruto de los pequeños impactos contra el pavimento.

Contradicciones

La defensa de los implicados en el homicidio de David Carragal quiso trasladar las condolencias a la familia del fallecido, tanto de parte de sus representados como de sus familiares, «quienes están profundamente afectados por lo sucedido». Un pésame y «arrepentimiento» que, según el letrado, sus clientes «dejaron claro» cuando se personaron voluntariamente en Comisaría para «dar cuenta a las autoridades policiales», el mismo día que se conoció la muerte del profesor y seis días después de la agresión. No lo hicieron antes, explicó el letrado a este diario, porque no «fueron conscientes de su implicación, porque esa noche hubo más peleas en las fiestas» y para ellos no fue más que «un altercado». Sin embargo, tras verse acorralados por la Policía y tras conocer que los agentes buscaban a tres jóvenes, uno de ellos con unas cualidades físicas peculiares, debido a su estatura, como así adelantó EL COMERCIO, decidieron entregarse en dependencias policiales, no sin antes asesorarse jurídicamente.

La versión que ofreció Jorge Cue en sede policial y judicial fue que «lanzó una patada» a David Carragal pero no pudo precisar «si le alcanzó o en qué parte del cuerpo impactó». Observaron cómo se tambaleaba pero no llegaron a verlo en el suelo porque salieron corriendo. Una versión que contradice a lo relatado a este periódico por un amigo del único encarcelado por la muerte de David Carragal.

Más información

El joven explicó que estuvo con Jorge Cue y con otro de los implicados (el llanisco de 19 años, ahora en libertad con cargos) escasas horas después de que se produjera la agresión. Coincidieron en el parque Pura Tomás celebrando el Martes de Campo. En ese contexto de fiesta, fue donde el encarcelado por la muerte de David Carragal confesó a su amigo que había dejado «noqueado» y «en el suelo» al profesor pixueto. «Estaba preocupado, nos dijo que le había dado una patada a uno la noche anterior y que se habían marchado corriendo».

Atendiendo al relato del amigo, Jorge Cue sí fue consciente desde el primer momento de lo sucedido. Su amigo explicó que «solo comentaban la patada, que se había pasado bastante, y que luego salieron corriendo de allí sin hacer nada más, tras ver al hombre tirado en el suelo», aclaró el amigo. Esta versión sí casa con el hecho de que Carragal recibiese un primer golpe, que podría haber sido la causa de la caída y del traumatismo que no logró superar.

Acusación particular

Según el relato del abogado de la defensa, la agresión se produjo después de una «reacción desproporcionada» de Carragal tras «un cruce de miradas» entre los implicados en la muerte de Carragal y las mujeres que acompañaban a este.

Con todo, la defensa de los tres implicados en este trágico suceso lamentó los «juicios paralelos y mensajes en redes sociales» sucedidos a raíz de la muerte de David Carragal. Criticó que «no contribuyen más que a profundizar en el dolor que rodea a este trágico suceso». El letrado apeló al procedimiento judicial abierto para «dejar trabajar a la justicia». Un procedimiento al que acaba de sumarse la familia del fallecido como acusación particular. Estarán representados por el abogado penalista Ángel Luis Bernal.

La familia de David Carragal pidió a través de una carta dirigida a este periódico «justicia» para el profesor pixueto y abogó por una modificación del Código Penal «porque no podemos permitir que algunos miembros de la sociedad traten la vida como si de un videojuego se tratara en el que los asesinos no tienen castigos», expuso Cristina Marqués Carragal, prima del fallecido.

Hoy tendrá lugar, a partir de las seis de la tarde, en la plaza de La Escandalera una concentración bajo el lema: 'Justicia para David' en la que se espera que participe la familia del fallecido.