El Comercio

fotogalería

Adara llora en su despedida de Pol. / Telecinco

La audiencia expulsa a Pol y repesca a Fernando

  • Adara rompe a llorar en su despedida del catalán mientras Clara celebra el regreso a la casa de su amigo

Cambio de rumbo en la historia de 'Gran Hermano 17'. La audiencia del 'reality' decidió anoche que Pol abandonase la casa de Guadalix de la Sierra. El catalán sumó más votos que Adara, Bárbara y Alain. La decisión supuso un duro golpe para Adara, que rompió a llorar en su despedida del que ha sido su pareja desde prácticamente el inicio de la convivencia.

La mayor satisfacción se la llevó Clara, que celebró su golpe de mando tras nominar directamente a Pol la semana pasada haciendo valer su poder dentro del Club. Además, consiguió recuperar a su principal apoyo en la casa, Fernando, que regresó a Guadalix de la Sierra tras imponerse a Pablo en la repesca.

Todos los habitantes de la casa se enfrentarán el próximo jueves a la decisión de la audiencia. La dirección del concurso comunicó ayer a la casa su decisión de aplicar una nominación disciplinaria a todos los concursantes como consecuencia directa del tenso ambiente que se respira en la casa en los últimos días. La organización ha decidido además cerrar uno de los dos cuartos, obligando a los 10 concursantes a dormir en la misma habitación.