El conflicto de Vesuvius se encona por la firmeza de la empresa en cerrar la planta

Los trabajadores de Vesuvius, instantes antes de iniciar la reunión con la empresa en el SASEC. / LORENZANA
Los trabajadores de Vesuvius, instantes antes de iniciar la reunión con la empresa en el SASEC. / LORENZANA

La compañía apela a un «extenso informe pericial» que justificaría el ERE y no ofrece alternativas al cese de la actividad productiva

ÓSCAR PANDIELLOGIJÓN.

El conflicto laboral sigue en el punto de partida. La reunión mantenida ayer entre Vesuvius y la plantilla de la fábrica de Riaño no se tradujo en ningún avance sustancial dentro de las contactos abiertos entre ambas partes para negociar el ERE de extinción. Los trabajadores, después del apoyo masivo recibido por los vecinos de la cuenca del Nalón este mismo lunes, llegaron al encuentro de ayer en las oficinas del Servicio Asturiano de Solución Extrajudicial de Conflictos (SASEC) con la intención de buscar alternativas al cierre, única opción que ha contemplado la empresa.

Después de más de dos horas de reunión, sin embargo, la postura de la compañía fue inamovible. Según explicaron tras el encuentro fuentes de la plantilla, la empresa no contempló ningún tipo de alternativa al cese se la actividad productiva. Una postura que choca frontalmente con las peticiones de los trabajadores, que reclaman mantener el empleo de forma íntegra y, sobre todo, después de conocer que las dos plantas españolas de la empresa aportaron más de seis millones de euros de beneficios en los tres últimos ejercicios.

En un comunicado emitido horas después de la reunión, la empresa ratificó su postura y alegó razones de peso que justifican la «necesidad» de llevar a cabo este ERE. En concreto, y como ya habían hecho en encuentros anteriores, los representantes de la empresa británica aluden a «causas organizativas del grupo y estructurales del sector». «En este sentido, la compañía mantiene su disposición a explicar cuántas veces sea posible a los representantes de los trabajadores, instituciones y a la sociedad en general, los motivos de este ERE que están avalados en un extenso informe pericial y en la detallada documentación entregada al comité de empresa y al Principado de Asturias», justifican en el comunicado. Además, sostiene que su intención pasa por «seguir negociando» las condiciones del expediente.

Más información

El abismo existente entre este planteamiento y el de los trabajadores es evidente. Según explicó el comité de empresa tras personarse en el SASEC, los trabajadores «han constatado» que la producción elaborada hasta la fecha en Riaño pasará a las plantas que la empresa gestiona en «Polonia, República Checa y Turquía». «Esto todavía convierte en más incomprensible la presentación del ERE ya que la producción continúa y lo que hay es una deslocalización pura y dura», denuncia la plantilla, que se manifestó frente a las instalaciones del SASEC para ejercer presión durante el transcurso del encuentro. En el comunicado del comité, asimismo, se denuncia la negativa de la empresa a la elaboración de un segundo informe independiente que sirva para contrastar el ya realizado por la empresa. Un contraanálisis que, según destacan fuentes sindicales, es habitual en este tipo de procesos. No en vano, en conflictos laborales como el de Alcoa la compañía aceptó sufragar este segundo informe que arroje luz sobre la situación real del grupo y sus factorías. «Esto nos deja en una situación de indefensión al no poder recabar los datos que necesitamos para combatir el expediente», subrayan.

Presión en las calles

La plantilla, por tanto, afronta ahora un calendario marcado por la reivindicación en las calles y las reuniones con representantes institucionales. En este sentido, cabe recordar que el próximo martes los trabajadores de la factoría emprenderán una nueva marcha a pie para pedir el mantenimiento de los puestos de trabajo como única solución al conflicto. En esta ocasión, el destino será la Junta General del Principado, donde esperan reunirse con los grupos políticos para que se solidaricen con su causa y les ofrezcan garantías.

Durante la jornada de hoy, asimismo, los representantes sindicales de la plantilla mantendrán dos reuniones con el objetivo de elevar su conflicto a instancias nacionales y europeas. Así, a primera hora de la mañana mantendrán una reunión en el Ministerio de Industria, en Madrid, con el director general de Industria, Galo Gutiérrez Monzonís. Poco después, los trabajadores recibirán la visita en el Principado del eurodiputado socialista Jonás Fernández.