La nieve cierra el Huerna a camiones y suspende el tráfico ferroviario con la Meseta

Somiedo, esta mañana/David S. Fuente
Somiedo, esta mañana / David S. Fuente

MARCO MENÉNDEZ GIJÓN.

La autopista del Huerna, que une Asturias con la Meseta, ha sido reabierta después de estar totalmente cerrada cerca de hora y media, aunque sólo está permitida la circulación de turismos y autobuses dotados con neumáticos de invierno y a una velocidad máxima de 30 kilómetros por hora.

Los camiones y vehículos articulados siguen teniendo prohibida la circulación por esta autopista de alta montaña, en la que no pueden usarse cadenas debido a la gran cantidad de túneles.

En la red principal de carreteras del Principado también está cerrado a vehículos pesados el puerto de Pajares (N-630), entre Asturias y León, donde los turismos tienen que usar cadenas.

El temporal también mantiene interrumpido el tráfico ferroviario entre Asturias y León debido a la caída de ramas, por lo que Renfe ha habilitado un plan alternativo de transporte por carretera entre Pola de Lena y León.

En la red secundaria de carreteras del Principado, al mediodía permanecían cerrados al tráfico otros dieciocho puertos de montaña: del Palo, las Mujeres Muertas, la Marta, San Isidro, Leitariegos, el Connio, Tarna, Collada, Cerredo, Campillo, Acebo, Tormaleo, Colladona, Cobertoria, Cordal, Somiedo, San Lorenzo y Ventana.

Según detalla el 112-Asturias, en otros once altos de montaña son necesarias las cadenas: Lavadoira, las Estazadas, Colladona, Ortiguero, Robellada, el Fito, Colladiella, Campo del Río, Aristébano, Bustellán, Alto de la Casa, Casa del Puerto y de la Garganta.

En la red secundaria hay otros nueve tramos cortados y son necesarias las cadenas en más de cuarenta.

El pasado jueves comenzó a nevar sobre Asturias y todas las previsiones apuntan que no parará, al menos, hasta el próximo viernes. Es más, si hasta ahora las temperaturas había sido bajas, se prevé más frío aún, especialmente entre el martes y el jueves. La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) mantiene los avisos naranja por nevadas para hoy en la cordillera, los Picos de Europa, la zona central y los valles mineros, mientras que en la zona suroccidental el aviso es amarillo. A partir de mañana, todas esas zonas permanecerán en aviso amarillo por nieve, que amenaza, por tanto, con llegar a toda Asturias, litoral incluido.

La cordillera y Picos de Europa estarán todo el día en alerta naranja por acumulaciones de nieve de hasta 30 centímetros.

La Aemet precisa que podrán acumularse 20 centímetros en todo el episodio por encima de 700 u 800 metros, aunque se espera nieve por debajo de esa cota, por encima de 400 metros de madrugada, subiendo a 700 metros al final del día.

La central y valles mineros también estarán en alerta naranja, aunque hasta las 15:00 horas, por acumulaciones de nieve de hasta 7 centímetros a partir de 500 metros.

Por su parte, la suroccidental estará en aviso amarillo, también hasta las 15:00 horas, por acumulación de hasta 5 centímetros de nieve a partir de 400 o 500 metros.

Además, el litoral asturiano estará hasta las 16:00 horas en alerta amarilla por fenómenos costeros, con una previsión de mar combinada del noroeste de cuatro a cinco metros.

Se registran además numerosas incidencias en carreteras, que obligan al uso de cadenas o impiden la circulación a primera hora de la mañana.

Precisamente, se prevé que hoy y mañana la zona cantábrica acumule las principales precipitaciones del país. A partir de mañana habrá heladas generalizadas y la cota de nieve podrá llegar a los 300 metros. El miércoles esa cota puede alcanzar el nivel del mar y las temperaturas continuarán bajando. El jueves la cota de nieve se acercará a los 200 metros. No se prevé una mejoría del tiempo, como poco, antes del próximo fin de semana.

La Confederación Hidrográfica activa la prealerta por el riesgo de desbordamiento de tres ríos

La Confederación Hidrográfica del Cantábrico (CHC) ha activado el nivel de prealerta en varios ríos. Uno de ellos es el Esva, en el concejo de Valdés. El cauce ha superado el límite de 2,5 metros y se ha desbordado a su paso por el puente de Canero y en las vegas de Ranón.

También el Noreña y el Nora están en situación de prealerta por sus altos niveles. El primero supera ya los tres metros a su paso por La Fresneda y el segundo roza ese límite a la altura de Pola de Siero.

La CHC también mantiene el seguimiento sobre los ríos Porcía, a la altura de Sueiro (El Franco), el Nora, en San Cucao (Llanera) y el Nalón, a su paso por Grullos (Candamo), si bien ya están anegadas las vegas de Pravia y Soto del Barco. El Linares, en Villaviciosa, y el Piloña, en Oazes (Parres), también están siendo objeto de seguimiento por los niveles alcanzados.

Las previsiones para los próximos días son tan extremas que el Área de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Oviedo ha puesto en marcha su plan de nevadas, para garantizar las mejores condiciones posibles de tránsito en el concejo. Para ello, se han almacenado 180 toneladas de sal y se cuenta con diez vehículos dotados con cuchillas para despejar las calles de nieve y hielo

Esta situación de continuas nevadas está complicando mucho las comunicaciones. Varios trenes que conectan el Principado con la meseta sufrieron retrasos de hasta tres horas por problemas de congelación de los rodamientos del intercambiador de ancho de León. En algún caso, como en el del Alvia Gijón-Madrid-Alicante, fue necesario transbordar a todo el pasaje a otro convoy en la estación leonesa.

Las carreteras también presentaron una situación complicada. Hasta siete puertos y seis carreteras de la red regional tuvieron que ser cortadas y 24 puertos y 35 carreteras precisaban cadenas. Pero en la red nacional la cosa tampoco estuvo mucho mejor. El puerto de Pajares llegó a estar cerrado al tráfico durante dos horas a primeras horas de ayer. El resto del día estuvo cortado a camiones y permitido para circular vehículos ligeros con cadenas.

Más información

Algo parecido ocurrió en la autopista del Huerna, pues durante la mayor parte del día solo se permitió el paso de coches y autobuses equipados con neumáticos de invierno y con la velocidad limitada a 60 kilómetros por hora, situación que se repitió a última hora, cuando además estaban cerrados los puertos de San Isidro, El Connio y Tarna, y las carreteras de Los Lagos, La Cubilla (Lena) y Las Llanas (Quirós). Las cadenas eran necesarias en los puertos de La Marta, Las Estazadas, Leitariegos, Arnicio, Cerredo, Campillo, Tormaleo, La Colladona, La Cobertoria, El Cordal, La Espina, La Colladiella, Somiedo, San Lorenzo, Ventana, Bustellán y La Casa del Puerto. También se precisaban cadenas en carreteras de Boal, Cabrales, Cangas de Onís, Cangas del Narcea, Ibias, Lena, Piloña, Ponga, Quirós, Somiedo, Teverga y Villanueva de Oscos.

Toda esta situación de continuas nevadas sobre Asturias e intenso frío se debe a la situación del anticiclón sobre las Azores y de una zona de bajas presiones en el Mediterráneo occidental. Todo esto provoca que esté garantizado un flujo de aire frío y húmedo procedente del Norte, que la llegar a la Península Ibérica precipita sobre toda la cornisa cantábrica con intensas nevadas y fuertes chubascos. No se trata de nubosidad compacta, por lo que entre chubasco y chubasco es frecuente que aparezcan los rayos del sol durante unos minutos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos