Las fiestas de San Mateo empiezan en Oviedo

Concha Quirós lee el pregón de San Mateo ante una abarrotada plaza del Ayuntamiento de Oviedo./Mario Rojas
Concha Quirós lee el pregón de San Mateo ante una abarrotada plaza del Ayuntamiento de Oviedo. / Mario Rojas

Concha Quirós abre las fiestas de San Mateo con un alegato hacia la lectura en un pregón cargado de guiños personales | Neneh Cherry fue la encargada de estrenar el escenario en la plaza de la Catedral

Cecilia Pérez
CECILIA PÉREZ

En Oviedo había ganas de fiesta y el pregón de San Mateo 2018 no defraudó aunque con menos público y entusiasmo que el año pasado, todo hay que decirlo. Desde el balcón del Ayuntamiento de la capital asturiana, Concha Quirós, propietaria de la histórica librería Cervantes, se ganó a los ovetenses con un pregón cargado de guiños personales, ironías y un mensaje muy claro: difundir el amor por la lectura.

El alcalde, Wenceslao López, y toda la corporación municipal casi al completo, arroparon a la pregonera de este año. «Estar aquí es más que un sueño, es el orgullo de sentirme ovetense, mateína y parte de esta maravillosa ciudad», en la que dijo no haber nacido pero que «me vio crecer y hacerme persona».

En ese recorrido relató sus primeros años en la ciudad y su pasión por comunicar. «Quiero y necesito hablar con las gentes porque con cada una de esas conversaciones, siento que me enriquezco», apuntó.

Conchita, La de Cervantes, como así se presentó ante el público asistente, recordó en su pregón el Oviedo de otros tiempos cuando «no había semáforos» pero sí tranvías y aprovechó la ocasión para lanzar una propuesta. «Si fuera posible volver a movernos en tranvía por Oviedo. ¿Hay algún político aquí cerca?», ironizó.

Para hilar con su gran pasión, la lectura. «Leer es la medicina con el único prospecto que no tiene contraindicaciones».

No pudo faltar en su discurso la mención a la librería por la que todos la conocen: Cervantes. Una librería cuyo sueño se gestó en París, recordó Quirós, «mientras lustraba suelos en una casa señorial parisina».

La pregonera tuvo un cariñoso gesto hacia las librerías ya desaparecidas en Oviedo. «Quiero aprovechar para dedicar un recuerdo cariñoso a todas esas librerías que formaron parte de nuestra vida y , tristemente, han desaparecido. La librería Ojanguren, Santa Teresa, Santa Clara, Galán, Universal y Gráficas Summa». La mención le sirvió un aplauso de los asistentes.

Más información

Recuerdo cariñoso al que brindó también a los impusolres de la lectura en todas sus vertientes, desde el primer director del Centro de Bibliotecas de Asturias, Lorenzo Rodríguez Castellanos; a los escritores, como Ramón Pérez de Ayala, Dolores Medio o Ángel González; a los trabajadores de su librería, amigos y editores y distribuidores.

No faltó un recuerdo para «cuatro personalidades esenciales en Asturias»: Emilio Alarcos, Gustavo Bueno, Lorenzo Rodríguez Castellanos y Pedro Caravia.

El final del pregón dio comienzo al inicio de las fiestas con un sentido «¡viva la cultura! ¡viva la lectura!, viva Oviedo, Feliz San Mateo a todos!» que estalló con el chupinazo de los capitanes del Oviedo Baloncesto, Víctor Pérez y el Club Bádmiton Oviedo, Elena Fernández.

Empiezan los conciertos

El pregón y el chupinazo son el inicio de una fiesta que animará la ciudad durante diez días. El programa comenzó este viernes, en la plaza de la Catedral, con los conciertos de José James y Neneh Cherry. Por este escenario pasarán además Alberto & García, Def con Dos, Big Daddy Wilson y Celtas Cortos, entre otros muchos.

No será este el único escenario. La plaza de Feijoo, la de El Paraguas, el Auditorio y el paseo del Bombé también acogerán diversas actuaciones musicales que se irán sucediendo a lo largo de diez días en los que no faltarán el tradicional Desfile del Día de América (dái 19) y los fuegos artificales del día grande (21).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos