«Fue muy duro. Vi mucha sangre»

«Fue muy duro. Vi mucha sangre»

R. D. AVILÉS.

«Circulaba con el camión justo detrás del autobús cuando vi que comenzaba a irse hacia el lado izquierdo de la carretera y colisionaba violentamente contra el pilar del puente. Todo sucedió muy rápido y lo que siguió al impacto fue tremendo. Vi personas colgando de las ventanillas del autocar y mucha sangre». El operario de obras que presenció el accidente tuvo que ser atendido, y precisó de una toma de oxígeno al presentar un fuerte cuadro de ansiedad a consecuencia de las imágenes que había presenciado.

Los servicios sanitarios que se desplazaron hasta el lugar lo atendieron como a un herido más y decidieron trasladarlo rápidamente al hopital universitario San Agustín, donde fue tratado psicológicamente. «Estoy muy impresionado. No dejo de sudar y no puedo parar de pensar en lo que vi. Intenté ayudar todo lo que pude en un primer momento y traté de avisar a todo aquel que pude para que colaborase mientras llegaban los servicios de emergencias», contaba a la salida de urgencias, acompañado por personal del hospital. «Está en un estado de shock enorme. Ha visto con claridad todo lo ocurrido y las imágenes fueron terribles. Hemos trabajado para minimizar al máximo la impresión y le hemos hecho ver que un buen número de pasajeros se encuentran en buen estado», comentaba una de las enfermeras.

Tras dos horas de atención, el camionero abandonó el hospital para continuar recuperándose en casa. «Me va a costar quitarme ese recuerdo. Iba justo detrás y no entiendo qué pudo pasar. Se fue hacia la izquierda sin ningún motivo aparente. Es algo muy duro», insistió.

Más información